Tauromaquia de tristeza en Medina, sin pueblo ni ovaciones, pero de ilusión emocionada en tres novilleros

Ismael Martín, Ganador del I Certamen de Novilladas sin Picadores de Castilla y León.

Al final se dio el desenlace del Circuito de Novilladas organizado por la Fundación del Toro de Lidia y el patrocinio de la Junta de Castilla y León en una desangelada tarde, sin público, sin aplausos ni ovaciones con el silencio del cemento de la histórica plaza de Medina del Campo en donde tan solo las notas musicales de la Banda Municipal medinense llenaron el aire de una tarde atípica, extraña, rara para acompañar a las faenas de los tres novilleros finalistas de la ilusión.

Se han lidiado seis novillos toros de Lorenzo Rodríguez Espioja, bravos y encastados, bien presentados, cuajados, más cercanos a la edad utrera que a la erala que vendieron cara su vida en el último tercio hasta doblar, precisando varios de ellos de los golpes de descabello para enviarlos al desolladero.

Sergio Rodríguez, de la abulense Navas del Marqués abrió plaza y lidió a «Señorito» al que cortó una oreja toreando con mucha personalidad. Luego con el cuarto se le atragantó el estoque y la cara de contrariedad del joven lo decía todo entre barreras.

Ismael Martín, con doble premio orejudo, de un apéndice de cada uno de sus enemigos a los que llegó a banderillear. «Goloso», el de Espioja al que cortó la oreja tuvo con la espada el fas y el nefas, las nueces y el ruido. En su primer intento, el estoque hizo guardia por un sartenazo, al resbalar el novillo en la reunión, pero en el segundo intento la estocada fue de antología, inmensa, especial, grandiosa, merecedora de premio ya de por sí.

Daniel Medina toreó muy bien a «relojero» recetándole una faena medida, poderosa, muy torera. Pinchó arriba y a continuación logró una estocada en todo lo alto. Una oreja para su esportón, idéntico trofeo que cortó en el que cerraba plaza.

Disputaron en quites los novilleros.

El festejo ha sido retransmitido por la 7 de RTVCyL y los tres toreros brindaron a los espectadores sus primeros novillos y a las familias que están sufriendo en sus carnes la enfermedad del virus.

Los novillos precisaron un puyazo para atemperar el genio y ahormar la embestida, pero los tres novilleros acreditaron el por qué han pasado a la final.

Victorino Martín, Presidente de la Fundación Toro de Lidia, breve, conciso y claro en sus palabras y Gregorio Muñoz, Secretario general de la Consejería de Cultura de la Junta de CyL, se dirigieron al público dando las gracias a cuantos han intervenido en estas novilladas.

La entrega de trofeos, entre el frío y la falta de costumbre, un auténtico desastre.

  • GANADOR ABSOLUTO del I Certamen de Novilladas sin Picadores de Castilla y León: ISMAEL MARTÍN MEDINA.
  • Sergio Rodríguez, segundo novillero clasificado
  • Daniel Medina, tercer novillero clasificado.
  • Mejor banderillero: Elías Martín.
  • Mejor Brega: Roberto Martín Jarocho.

Escrito por Jesús López Garañeda

Foto: José Fermín Rodríguez