Seriedad y trapío en la Clase Práctica de Huesca

  • Asier Abadiano corta una oreja en una buena clase práctica de Santafé Martón, con algún animal de mucha clase. Bautista muestra torería y Sejas buen gusto. Cuajo y estilo de Alarcón

La asombrosa precocidad de los jóvenes aspirantes a toreros ha sido la única que ha impedido el triunfo en la clase práctica que se ha celebrado este sábado en Huesca, donde se ha visto mucho valor y torería, a la par que ganas de demostrar. Tan sólo la espada han negado los trofeos en muchos casos. Hay futuro.  Antes del inicio se ha guardado un minuto de silencio en memoria de Vicente Ascaso.

David Sejas, Brian Bautista, Ángel Alarcón y Asier Abadiano, todos ellos alumnos de la Escuela Taurina Oscense, hacían el paseíllo ante su gente acompañados en el cartel por Alejandro Troya (ET Alicante) y Marco Polope (ET Valencia). Delante, seis novillos bien presentados de Santafé Martón, ganadería que al final del festejo ha recibido el reconocimiento del respetable -unas 200 personas-. Asier Abadiano ha sido el único capaz de cortar una oreja.

Abría la tarde David Sejas con un novillo muy ancho de palas que bajaba mucho la cabeza. Voltereta que parecía lastimarle, pero nada más lejos de ello, porque el animal ha sido de lo mejorcito de la tarde sin ninguna duda. Sejas ha toreado con templanza y gusto a un animal caminante que ha dado más de lo que podía parecer en un principio. Tenía celo en la muleta, pero era importante cuadrar los tiempos. Le ha robado buenos naturales por el pitón izquierdo mostrando una muy fina muñeca. Y todo lo ha hecho por abajo, con susto incluido al final al cogerle por la espalda. Media estocada y descabello.

Brian Bautista derrocha torería por los cuatro costados. Su cintura de avispa da buena cuenta de su juventud, pero eso no le impide crecerse ante los novillos. Y este sábado lo ha demostrado. Es todo corazón. Emocionado y con los ojos vidriosos, ha brindado a su abuelo. Gran saludo capotero con mucho temple que ha dado paso a derechazos tras un inicio atropellado. Cuando se ha serenado, la plaza ha roto en aplausos por lo que veía. Pero el animal no le ha puesto las cosas fácil, ni mucho menos. Por la mano izquierda ha dejado alguna tanda para el recuerdo, pero al final se ha llevado una buena paliza que le ha roto la taleguilla. Pinchazo y descabello.

Ángel Alarcón, el tercero en mostrarse ante su público, brindaba al público antes de arrimarse considerablemente a su oponente. Un revolcón le ha pasado factura, pero eso no ha impedido mostrar su estilo de torero. Aplausos de Huesca para él, que reconocía el esfuerzo y la valentía. Estocadas y descabello.

Asier Abadiano ha cerrado la tarde por todo lo alto recibiendo a su novillo de rodillas. Brindaba a sus abuelos con emoción antes de coger la muleta, con la que también ha comenzado con las rodillas pegadas al albero. Los tiempos y la buena colocación no han impedido los sustos en forma de cogidas, aunque sin lamentar más daños. Tres cuartos de estocada y estoconazo. Oreja.

La tarde ha tenido dos invitados muy serios y cuajados: Alejandro Troya (ET Alicante) y Marco Polope (ET Valencia). El primero ha tenido una complicada papeleta y se ha llevado de recuerdo una tremenda paliza ante un animal con mala baba. Polope ha templado por derecha a un animal con recorrido y son. Redonda faena -con manoletinas incluídas- de un novillero cuajado. Oreja para él.

Texto: Adrián Mora (Periodista)

Fotografías de Luis Barbero (campoybravo.blogspot.com)/2024 / Huesca