Orejas para Ortega y Carrión y la labor de Centenera en Sevilla

  • Novillos de Lora Sangrán para Álvaro Romero, Adrián Centenera, Emiliano Ortega, Nek Romero, Manuel Jesús Carrión y Martín Morilla en la tercera novillada del XXXV “Promoción de nuevos valores de la torería”

Siendo las 21:00 h. y con los nervios a flor de piel, sonaba el cerrojazo que daba lugar al paseíllo en el coso maestrante. Abría plaza Álvaro Romero, de la Escuela Taurina de Sevilla – Amate, con “Madrugador”, lo recibió en el tercio por verónicas, quitó el madrileño Adrián Centenera por chicuelinas, arrancando las primeras palmas del respetable. Romero no acabó de coger el aire al buen oponente de Lora Sangrán, una faena sin demasiada estructura y algo acelerado, que dio lugar a múltiples enganchones, lo intentó por ambos pitones sin demasiado lucimiento. Un pinchazo hondo, varios toques de descabello y ovación con saludos.

Adrián Centenera, no quiso dejarse nada en el tintero, cruzó el albero hasta situarse frente a toriles; una larga cambiada junto con un ramillete de verónicas fueron el prólogo de la actuación de este novillero, al quite entraría Emiliano Ortega por verónicas, rematando con una media, Centenera replicó con unas chicuelinas muy ajustadas en los medios. Fue el propio novillero quien protagonizó el momento con los palos, dejando los pares en todo lo alto.Brindó a su padre y comenzaba “Cruzado”, que así se llamaba el de Lora Sangrán, novillo que por su falta de fijeza le costó. Doblones por abajo, como inicio de faena, una buena serie de naturales por el pitón derecho, calando en los tendidos. Con la mano izquierda, dejó pinceladas, dentro de lo que él novillo le permitía. Rematando por bernardinas y una estocada casi entera, pero efectiva, hizo que el novillo doblase. Con fuerte petición de oreja, el palco le negó el tocar pelo. El novillero dio vuelta al ruedo y la Presidenta recibió la bronca de los tendidos.

Saltó al ruedo “Malasombra”, al que recibió Ortega por verónicas, Nek Romero al quitar sufrió una fuerte voltereta, por suerte sin consecuencias. No hubo réplica por parte de Ortega. Doblones por abajo hacia los medios, enseguida cogió la mano izquierda, aunque sin demasiado lucimiento, de primeras con el novillo con embestidas algo bruscas. Sonaba “Tercio de Quites” mientras el mexicano elaboraba una faena que iba a más. Con la derecha dejó buenos naturales a media altura, según la condición del novillo. Remató con unas manoletinas de gran calidad. Una estocada efectiva junto con la elaborada faena, le valieron la oreja.

“Tempranino” de nombre, recibido por  Nek Romero a la verónica, ramillete de chicuelinas rematando con una revolvera. Quitó por chicuelinas Manuel Jesús Carrión, sin réplica. El novillero fue quien puso los palos, tres pares en todo lo alto. Brindó al maestro “Cid”, de paisano y como uno más en la Novillada. Doblones por abajo a un eral justo de fuerza. Arrancó las primeras palmas con una serie en los medios con la mano derecha. Faena basada por ambos pitones conseguiendo dejar logradas tandas. Pases cambiados y una faena que, probablemente, se debería haber abreviado algo, Nek Romero resultó prendido, mató de una estocada entera. Sonó un aviso, leve petición de oreja. Vuelta al ruedo.

Manuel Jesús estirándose a la verónica con “Talapinos”, el mejor novillo de la noche, rematando con una media y revolera llegó al tendido. Quitó Manuel Martín Morilla por chicuelinas, sin réplica. Un deslucido tercio de banderillas en el que únicamente consiguió reunir un par Carlos Chicote. Iniciaría, previo brindis al cielo, con doblones hacia los medios, con la mano derecha interpretaría naturales ante el pronto novillo. Con la zurda, pintó  buenos muletazos, de calidad, que el respetable supo entender. Una serie con la derecha en la que los “olés” estuvieron presentes. Remató por manoletinas, enterró la espada en una colocación considerablemente trasera y caída. Le premió el público con una oreja y petición de la segunda, que en esta ocasión y con buen criterio, el palco denegó.

El cierra plaza, “Ultramar” fue recibido a la verónica por Manuel Martín Morilla, un buen recibo capotero rematado con una media acompañado de una revolera. Buen y ajustado tercio de banderillas por parte de Felipe Peña y José María Vera. Brindó al maestro Emilio De Justo, presente en el tendido, a quien aprovecho de forma personal a desearle una pronta y buena recuperación. El inicio de faena se vio algo “abarullado” con este novillo de complicadas condiciones. Manuel solventó la papeleta, dejando pinceladas por ambos pitones. El firme novillero interpretó naturales, pero sin demasiado lucimiento por la brusquedad del novillo. Remató por molinetes, la faena se vio tocada, tras los múltiples pinchazos. Sonó un aviso. Estocada entera. Silencio.

XXXV Certamen de Novilladas de Promoción de Sevilla

JUEVES 21 DE JULIO3ª Clasificatoria

Plaza de Toros de Sevilla

Ganadería de Lora Sangrán

  • Álvaro Romero, ovación
  • Adrián Centenera, vuelta
  • Emiliano Ortega, oreja
  • Nek Romero, vuelta
  • Manuel Jesús Carrión, oreja
  • Martín Morilla, silencio

Texto: Pablo González

Fotos: Silvia Olmedo