La vida da muchas vueltas y la memoria de Víctor Barrio

Raquel Sanz, la viuda del torero Víctor Barrio ha dejado escrito, tras la condena al rapero anti todo, condenado a cumplir su condena, como no podía ser menos y que en su día se mofó de la muerte del diestro: «Hoy me toca a mí decir: Si todas las denuncias acabasen como la de Pablo Hasel, más gente denunciaría. Si eres tan «valiente» como para cometer un delito, ten las mismas agallas para enfrentarte a la condena por el mismo».

El rapero en cuestión, refugiado en la universidad de Lérida, tras negarse a cumplir la sentencia firme a la que fue condenado por enaltecimiento del terrorismo, escribió en su red: «Si todas las corridas de toros acabaran como las de Víctor Barrio, más de uno íbamos a verlas» . Y no contento con ello, publicó un segundo tuit en el que festejaba el trágico suceso. «Ha muerto un torero. Un torturador menos, hoy el planeta está un poco más limpio de tanta mierda».

Pues eso. Hoy, aquellos que sintieron la mofa, el escarnio, el insulto, el gargajo cruel de una persona ante la tremenda desgracia por la desaparición de un torero en la flor de la vida y ejerciendo su vocación con sinceridad, entrega y decisión, hoy ven que quien la hace la paga.

Así que, ¡baila tú ahora, rapero!.

Texto: Jesús López Garañeda

Foto: José Fermín Rodríguez