La generosidad de la Ganadera Dominique Cuillé

Se tentaron dos magníficos novillos que dieron un excelente juego, para Alumnos del Centro Francés de Tauromaquia.

Clément Hargous que salió el primero, se mostró muy cómodo aunque para él fue el primer contacto del año con un becerro, supo alargar la embestida del novillo como requería.

Tanto éste como el siguiente novillo, recibió tres puyazos cada vez más separados, el último desde el fondo de la plaza.

Gauthier salió segundo (era la primera vez que se enfrentaba a un novillo), sorprendió y entusiasmó a sus maestros con su excepcional sentido del «temple» y su actitud relajada.

Canten recibió su novillo, un poco más violento, por buenos pases que calmaron al animal, dejó dos pares de banderillas antes de comenzar su muleta faena, este entrenamiento le fue muy útil porque, para él también, era el primer novillo que tocaba del año.

Para nuestra joven esperanza Manuel Fuentes, fue el bautismo de fuego frente a este novillo muy imponente para él, nunca se acobardó, al contrario, se mantuvo con mucha valentía «quieto» con cada pase.

«Agradecemos calurosamente a Dominique CUILLÉ que no se olvida de ayudar a los jóvenes, futuros talentos del mañana, incluso en estos tiempos de crisis. Lo que no echa a perder es que esta ganadería tiene productos realmente geniales. Este gesto hay que destacarlo porque es excepcional y demuestra que la tauromaquia solo puede sobrevivir si no se ignora cada eslabón de la cadena».

Fotos: J. L. Jones