Fuentesaúco acaba, destruye y termina con su «Garbanzo de oro» para Novilleros sin Picadores.

Las fiestas de la Visitación de la localidad zamorana de Fuentesaúco no celebrarán ya este año la edición correspondiente al popular «Garbanzo de Oro» para Novilleros sin Picadores en un recorte festivo que ha borrado del mapa la importante promoción del toreo que con esfuerzo y notable apoyo ejercía esa localidad zamorana.

Se ve que ahora los cambios políticos arrinconan lo que fue una novillada de promoción para noveles porque el público, dicen, daba la espalda a los aspirantes a torero al no acudir a la plaza y más porque algunos políticos creen que así acaban con el vivero, con la raíz, con el comienzo más importante de la formación de un diestro, como supone la novillada sin picadores.

Verdad es que todo ha ido cada vez a menos y aunque todo tiene un principio y todo tiene un final, este certamen ha durado poco por la ineptitud de tantos sabios como rodean al toreo.

El Certamen del Garbanzo de Oro tenía un poso desde su idea y puesta en funcionamiento en el mes de mayo de 2012 cuando la Corporación que presidía Gaspar Corrales, el alcalde saucano, dedicó su atención e interés a contribuir para que los muchachos que empiezan tuvieran su oportunidad. Y aunque aquello empezó con mucha ilusión, contando también con el apoyo de la Diputación de Zamora, solo han sido siete años consecutivos los que se han celebrado.

La idea de este Certamen fue de José Ignacio Ramos, Mariano Jiménez y Luis Miguel Rodríguez, en aquella época gerentes concesionarios de la plaza de Fuentesaúco, que expusieron a la Corporación presidida por Gaspar Corrales la idea que la apoyó con alegría y decisión, pues por un lado se fomentaba la divulgación de la leguminosa más conocida de esa tierra, el garbanzo de Fuentesaúco por todo el mundo taurino y además se daba una oportunidad a los novilleros jóvenes participantes.

Esto que, poco a poco, fue tomando forma y aspecto, consiguió ser cada vez más decadente debido a la ineptitud de tantos sabios y entendidos como rodean al toreo que no entendieron nunca la filosofía y la razón de su puesta en marcha.

Hoy toca lamentar esta decisión como tantas otras que postergan y eliminan la actuación de chavales que quieren ser toreros, porque como se dice en el dicho: «Entre todos la mataron y ella sola se murió».

Me embarga la tristeza al escribir estas líneas  por haber estado muy de cerca todos estos siete años para apoyar a los novilleros que empezaban en esta difícil vocación y entender que sin ellos la Tauromaquia morirá por inanición y de vieja y lo peor que nadie levanta la voz.

Una pena,una auténtica pena.

PALMARÉS DEL GARBANZO DE ORO
Los ganadores de este Certamen que había ya formado parte del Ciclo de Novilladas sin Picadores que aún se siguen celebrando por la provincia de Zamora fueron estos toreros cuyos nombres recordamos:

VICENTE SOLER, ganador en 2012

ÁLVARO GARCÍA, ganador en 2013

IVÁN GONZÁLEZ, ganador en 2014

CARLOS OCHOA, ganador en 2015

ÁNGEL TÉLLEZ, ganador en 2016

MANUEL DIOSLEGUARDE, ganador en 2017

BORJA SERRANO, ganador en 2018

Escrito por Jesús lópez Garañeda

Fotos: José Fermín Rodríguez