Festejo extraordinario en Castellar con la terna por la Puerta Grande

  • Éxito total de la novillada, con salida a hombros de los tres novilleros en Castellar

El Ayuntamiento de Castellar se ha apuntado un importante tanto y ha demostrado su sensibilidad hacia la fiesta y los novilleros que comienzan sus carreras. Su apuesta por invertir el dinero público, en la base de la fiesta ha resultado un éxito total y ha demostrado que con colaboraciones eficaces se puede organizar un Certamen tan importante como el nuestro y una novillada de categoría que lo complemente de la mejor forma, como la del domingo.

Jesús Llobregat, Álvaro Rodríguez y Manuel Román salieron a hombros por la Puerta principal del coso de San Benito, que presentó un llenazo difícilmente recordable en los últimos años. Todo ello en un festejo extraordinario con los dos novilleros triunfadores de los certámenes de 2021 y 2022, Llobregat y Román, y con el torero local, Álvaro Rodríguez, al que el Ayuntamiento de Castellar quiso que torease este festejo, como deferencia con él.

Los novillos de Fermín Bohórquez, que estaba presente en la novillada, dieron un juego variado y mostraron movilidad y calidad en la muleta en general, otorgándose la vuelta al ruedo al quinto y al sexto. Solamente el sobrero que salió en tercer lugar, en sustitución del titular lesionado en el primer tercio, resultó un novillo que no reunía las cualidades para poder triunfar con él. Sin duda fue el peor novillo de la tarde, con diferencia, y correspondió a Manuel Román.

Jesús Llobregat, destacó en sus novillos con sendas faenas, con mucha clase, en las que hubo fases muy brillantes pero que en su primero malogró con la espada. En su segundo le sacó al novillo todo lo que tenía hasta exprimirlo, con series largas de cinco y seis naturales y con muletazos templados y muy toreros. Tuvo mérito, momentos y detalles que denotan que ya puede aspirar a metas importantes como torero.

Álvaro Rodríguez no defraudó en absoluto las expectativas despertadas y el público castellariego se volcó con él. Álvaro respondió haciendo dos faenas valientes, en novillero, en las que pudo demostrar sus cualidades, destacando algunas tandas y muletazos,  ejecutados con mucha calidad en diversos momentos, y con los que hizo vibrar al respetable. Mató con mucha decisión y acierto.

Manuel Román, que venía de torear por la mañana en Bayona, tuvo el peor novillo de la tarde, el sobrero citado, con el que poco pudo hacer aunque sí mostró con él su disposición y sus importantes recursos. De no pinchar hubiese obtenido algún trofeo. En su segundo, el sexto, dio una lección de toreo eterno, puro y en ocasiones hondo que levantó al público de sus asientos, con tandas llenas de emoción y torería. Torero de grandes sueños para la afición, algunos ya hechos realidad, con su toreo en el ruedo.

Los tres novilleros se lucieron en quites con el capote, en ocasiones con replicas, que resultaron muy interesantes y del gusto del público.

Los novilleros Llobregat y Román lucieron los capotes de paseo conseguidos como triunfadores de los certámenes de los años 2021 y 2022 en Castellar.

Al comienzo del festejo se entregó el trofeo al mejor novillo del pasado Certamen, que se otorgó al número 63 de la ganadería de Santiago  Domecq, Metelíos, lidiado en segundo lugar el dia 12 de agosto, por Ignacio Candelas y que fue premiado con la vuelta al ruedo. Recogió el trofeo, de manos del Alcalde entre una gran ovación, el mayoral de la ganadería.

DOMINGO 4 DE SEPTIEMBRENovillada sin Picadores

Plaza de Toros de Castellar, lleno en los tendidos

Ganadería de Fermín Bohórquez, dieron buen juego, excepto el sobrero salido en tercer lugar, el 5º y 6º premiados con vuelta al ruedo. El mayoral dio la vuelta al ruedo, con el novillero Álvaro Rodríguez, a petición de éste, tras el 5º

  • Jesús Llobregat, ovación y dos orejas
  • Álvaro Rodríguez, dos orejas y dos orejas y rabo
  • Manuel Román, ovación y dos orejas

Texto/Fotos: Padua