Fabio Jiménez se alza con el I Bolsín Taurino de Cenicero

Tarde entretenida con novilleros que apetece volver a ver, conceptos distintos, sólo uno podía ganar, pero por condiciones, cualquiera de ellos podía haber sido el triunfador.

Siendo las 18:00 h en la localidad riojana de Cenicero, daba comienzo lo que sería el I Bolsín «Ciudad de Cenicero», se dieron cita cuatro alumnos de las Escuelas Taurinas de Guadalajara, Salamanca y Palencia, con cuatro novillos de la burgalesa ganadería de Don Antonio Bañuelos.

El primer actuante, Óscar López «Gallito», de la Escuela Taurina de Guadalajara, quien se mostró en todo momento con muchas ganas recibiendo, rodillas en tierra, al novillo que fue franco y repetidor, condición que se agotó pronto haciendo que el novillero poco pudiera hacer salvo intentarlo constantemente por ambos pitones y sin aburrirse. Se le vio puesto y dispuesto al novillero conquense.

En segundo lugar actuó el novillero riojano Fabio Jiménez, de la Escuela Taurina de Salamanca. Se llevó el novillo de mejor condición. Fabio tuvo una actuación muy técnica, se ve que está «hecho». Con el capote toreo para el novillo, cosa que luego lo agradeció el mismo. Muletazos largos y templados por ambos pitones agradando al respetable.

En tercer lugar llegaba el turno de Juan Alonso, novillero palentino. Se las tuvo que ver con un novillo justo de fuerza que embestía recto y con la cara a media altura, sin molestar al novillero más allá de mantenerlo en pie. A Juan Alonso se le vio con ganas y entregado, incluso llevándose una voltereta al querer rematar de rodillas con el capote. Con la muleta tuvo muletazos con gusto por ambos lados siempre condicionado por la fuerza del novillo.

En la recta final del festejo llegaba el turno de Pedro Andrés, novillero de Vitoria y perteneciente a la Escuela de Salamanca. Ya dejó un apunte en el quite que le correspondía en en el tercer novillo. ¡¡Que manera de torear con el capote!! Verónicas a cámara lenta rematadas con medias verónicas de igual calidad. Volvemos al que le correspondió en suerte… Se las vio con un novillo que de salida tuvo motor y calidad. Toreó de capote con suavidad y gusto. Con la muleta se encontró con que el novillo había dejado todo en el tercio anterior. Tandas de tres muletazos y remate, no consentía más el novillo por estar justo de fuerza. Por el pitón izquierdo se orientó demasiado rápido, haciendo que el peso de la faena cayera sobre la mano derecha. Toreo vertical y con gusto el de este chaval.

También formaron parte del festejo sin ser partícipes del Bolsín los riojanos Alberto Donaire y Patricia Sacristán.

Alberto Donaire se las vio con un añojo que le dejó estar a gusto y mostrar detalles de calidad. Al becerrista riojano habrá que seguir viendo su progreso.

Patricia Sacristán, becerrista de Cenicero se las veía con una becerra de Carlos Lumbreras, pequeña pero incansable, con mucha calidad. Ante sus paisanos se encontró muy a gusto, toreando con muchas ganas de agradar y así fue, el público estaba con ella.

Gran iniciativa la de este Bolsín Taurino en un momento tan difícil como el que se está viviendo. Que una empresa junto con el Ayuntamiento se animen a dar festejos es de agradecer.

Al finalizar el festejo se hizo entrega de trofeos:

  • Fabio Jiménez, Trofeo al triunfador del Bolsín.
  • Pedro Andrés, Trofeo al mejor quite.

El resto los actuantes recibieron un pequeño trofeo de reconocimiento.

Texto/Foto: Silvia Olmedo