El Presidente de la Diputación asiste a la clausura del curso de la Escuela de Taurina de Badajoz

La última Clase Práctica del año ha tenido lugar en la plaza de toros de Don Benito.

El Presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, acompañado del Vicepresidente tercero, Ramón Ropero, han asistido a la clausura del curso de la Escuela de Tauromaquia de Badajoz, que ha tenido lugar en la plaza de toros de Don Benito. Allí los alumnos y alumnas han realizado su última clase práctica del año.

En este 2020 se han cumplido 22 años desde que la Diputación de Badajoz pusiera en marcha la creación de una Escuela Taurina. Como ha destacado Gallardo, son ya más de dos décadas «trabajando por los valores de la tauromaquia». Pero como ha apuntado, «en un año tan difícil como éste, el mayor reto era que no parara la escuela y que se siguiera trabajando aunque fuera de manera distinta».

Han sido 33 alumnos los que han terminado el curso, los cuales además de las enseñanzas teórico-prácticas relacionadas con las distintas suertes del toreo, reciben preparación física y apoyo psicológico. Todo ello, con todas las medidas de seguridad estipuladas.

En este sentido, el presidente ha valorado la «ilusión y sacrificio» de los niños y niñas, así como el esfuerzo de los padres para conseguir que la actividad no parara.

Por ello, ha agradecido la gran labor desarrollada al frente de la escuela por los maestros Luis Reina y ‘El Cartujano’.

Miguel Ángel Gallardo ha indicado que la escuela taurina de Badajoz se ha ganado un «prestigio» a nivel nacional, entre otras cuestiones porque apuesta por unos valores que por encima de formar a futuros profesionales del toreo, busca formar «a buenas personas».

También se ha congratulado que en los últimos años se haya avanzado en igualdad, con la presencia este curso de tres chicas, la malagueña Alba, María Rosa y Laura, que «con su esfuerzo han conseguido abrir puertas en un mundo como el del toro tan masculinizado».

Por último, también ha destacado el hecho de que la escuela esté abierta a capacidades diferentes, como lo certifica la presencia de Jaime, alumno con síndrome de Down que en su tercer curso sigue demostrando que «uno puede conseguir lo que se proponga».

Gallardo ha querido concluir destacando que escuela taurina de Badajoz quiere «alejarse de polémicas, pues cada uno hace lo que le gusta y los demás debe respetarlo». Y ha recordado que la tauromaquia «echa un capote a la economía extremeña», ya que la dehesa, el campo y el mundo rural están íntimamente relacionados con el mundo del toro en nuestra comunidad autónoma.

En el acto de clausura también ha estado presente el alcalde de Don Benito, José Luis Quintana, que ha señalado que el de los toros «es el espectáculo más democrático que existe, pues el público es el que da los trofeos». Es por ello, por lo que ha pedido que sean los aficionados «los que defiendan a los toros, porque esto es de todos».

Este año los alumnos de la escuela han participado en casi 50 tentaderos, lidiándose alrededor de 250 vacas. Han participado en 15 clases prácticas en Badajoz (5 del certamen Trofeo Diputación de Badajoz) y 5 en Andalucía. Precisamente, en el Certamen de Escuelas Andaluzas, Eric Olivera causó sensación y no ganó el certamen por medio punto.

Foto: Prensa Diputación Badajoz