El niño prodigio del toreo, Marco Pérez

Dicen que el prodigio sigue avanzando y es verdad.

Impresionante la forma de componer el toreo de este niño, Marco Pérez, que acaba de cumplir 13 años y que empezó sus andanzas en la Escuela taurina de Salamanca para recalar con un maestro de excepción, el francés Juan Bautista, quien le dirige en esta tienta frente a dos toros que agigantan aún más la menudez del niño torero.

Los aficionados ya saben de sus habilidades, pues alguna vez lo hemos visto lanceando verónicas, como aquellas que dio en Ávila en un festejo o en Ledesma, Guijuelo o en la misma Glorieta salmantina donde este niño empezó a asimilar el arte de torear.

En este video que nos ofrece Juan Bautista puede verse la compostura, el temple, conocimiento y disposición de Marco Pérez ante dos toros de arboladura, trapío y presencia que le superan veinte veces en peso y con un volumen exageradamente superior.

Dicen que el prodigio sigue avanzando y es verdad. Se aprecia el gusto del niño torero a quien estamos deseando ver en cuanto la edad le permita ponerse delante del público y de una res brava. En su pequeña figura late una esperanza más para el toreo.

Texto: Jesús López Garañeda

Foto: José Fermín Rodríguez

Vídeo: Tendido 11/ Aurélien Christin

Publicado: Cultoro Proyecta