Califican los videos taurinos de «Violencia Extrema» e impiden en la plataforma Vimeo su difusión

Poco a poco llega hasta nuestras vidas «El mundo feliz» ese que puso, negro sobre blanco, a través de una premonitoria novela escrita en 1932 el inglés Aldous Huxley.

Ese mundo controlado y servido por unos pocos que tratan de escabechar la vida de los demás regulándola, diciendo lo que puedes y debes comer, leer, amar, odiar o rechazar, sin ningún criterio propio, ni libertad alguna.

La noticia del portal Mundotoro me ha producido un hondo desasosiego al dar cuenta que la plataforma de Videos VIMEO censura y elimina sin previo aviso todos los contenidos de MUNDOTORO, una empresa informativa que lleva varios años, una veintena, ejerciendo esa labor informativa con propiedad, rigor y fomento de todo lo relacionado con la Fiesta de los Toros, la Tauromaquia.

Que un medio de comunicación de Tauromaquia tenga más de 800.000 usuarios únicos mensuales (auditoría Google de agosto de 2020) y un tráfico de visitas de más de 1.800.000 por mes, es una buena noticia para el toreo. Son cifras de Mundotoro y, al tiempo, son cifras del éxito del interés mediático de la Tauromaquia. Son cifras que dicen mucho del interés social real del toreo. Pero, esta buena nueva se convierte en una pésima y alarmante noticia cuando, constatado este éxito mediático, entran en juego las prohibiciones, censuras y eliminación por parte de los canales más importantes como Vimeo, YouTube y redes sociales.

Calificar los videos taurinos de violencia extrema para cerrarlos e impedir su difusión a los interesados es además de una flagrante y destructiva mentira, un abuso propio de dictadores, talibanes radicales canallas, vergüenza y oprobio para una sociedad sin norte, callada y sin decisión pese a estar oprimida y pisoteada en sus valores, costumbres y apreciaciones.

El portalillo informativo, más que portal, de la Federación taurina de Valladolid, pequeño, peludo y suave como Platero, también fue atacado en su día por los antis que desde puntos de México enlazados a Rumanía, según la investigación, usaban los enlaces para atacar, borrar y cambiar nuestros contenidos. Por eso, ahora, la solidaridad con los compañeros de Mundotoro, sufrientes, borrados del mapa de Vimeo, se la mostramos públicamente desde aquí. Como ellos mismos han dejado dicho:  «Los medios existentes hoy lamentamos que, desde marzo, el “sector”, el llamado Comité de Crisis y la FTL, al que se les ha apoyado, , no se haya recibido ni una sola llamada. No para preguntar por la salud, sino para analizar y decidir soluciones frente a una problemática horrible: el apagón social de la comunicación taurina«.

La profecía de Aldous Huxley de su mundo feliz se está cumpliendo ya con la Tauromaquia pues su comunicación, al menos en Mundotoro, se va a negro total por censores, grandes dictadores de la moral y buenas costumbres. Habrá que ir pensando en hacer las maletas y dejar estas plataformas de lado.

Escrito por Jesús López Garañeda