A oreja por coleta en una gra Novillada de «La Olivilla» en Méntrida

Este festejo ha sido el primero en una plaza portátil después de la prohibición en Castilla la Mancha, un sobresaliente para la organización y para la respuesta de la afición.

Gran expectación en la localidad toledana de Méntrida, hasta el punto de agotar el papel dentro de las restricciones, resaltar el buen hacer de la empresa “EL ARTE DE CASTILLA LA MANCHA” pudiendo poner en taquilla 750 localidades de las 1.550 de aforo, decidió retirar 200 billetes para garantizar la distancia mínima permitida.

DANIEL PEREZ, ALEJANDRO PEÑARANDA Y MIGUEL LOSANA, este último en su debut de luces, fueron los tres novilleros que estoquearon a una gran novillada de “LA OLIVILLA” excepto el que abrió plaza, un tanto fuera de tipo y sin mucha fuerza, el resto gran presentación y dando juego, premiándose con vuelta al ruedo al tercero, lidiado por Alejandro.

DANIEL PÉREZ: El de Méntrida comenzó con un vasto animal, sin muchas virtudes, imposible bajar la mano y a media altura fue sacando algún trasteo, quedó a gusto con unas tandas templadas por la derecha, remató con una soberbia estocada paseando una oreja. Al siguiente, más voluntad que acierto, pudo cuajar una faena muy interesante, fue acoplándose y en unas escasas tandas se le vio buen aire y suavidad, acertando de nuevo con los aceros, cortó otra oreja, escasa para lo que ofreció el novillo.

ALEJANDRO PEÑARANDA: Un novillero muy cuajado, clase y elegancia y con una buena escuela como es la de Albacete, tal vez su empeño en torear al natural ensombreció la mejor muleta de la tarde, un apéndice como premio y vuelta al novillo. Dicen que no hay quinto malo pero hoy no ha sido, Peñaranda planteó una faena intentando más la ligazón que la cantidad, lo consiguió a momentos, su solvencia salvó los papeles recogiendo otra oreja.

MIGUEL LOSANA: Su debut de luces, para él un día con mucha responsabilidad, se estrenó con un buen novillo, salió con una disposición total estando por encima de lo que nos podíamos esperar, tuvo variedad, pocas veces le enganchó la muleta toreando con ambas manos, cerró con buena nota y una oreja. El que cerró plaza, un astado muy cuajado y bien armado, Losana no se amilanó, pero tampoco consiguió acoplarse, más que nada por no acertar en los sitios, le puso en apuros pero el torero mostró valor y ganas, esto no es suficiente para la oreja que le premiaron.

Plaza de Toros de Méntrida, lleno en los tendidos dentro del aforo permitido

Ganadería de La Olivilla, de buen juego excepto el 1º, el 3º premiado con la vuelta al ruedo

  • Daniel Pérez, oreja y oreja
  • Alejandro Peñaranda, oreja y oreja
  • Miguel Losana, oreja y oreja

José Otero, de la cuadrilla de Alejandro se desmonteró en el segundo novillo.

Texto/Foto: Carlos Pinto