Ubrique, doble Puerta Grande en la 3ª del Encuentro Andaluz

  • Juanmi Vidal, dos orejas y rabo; Isaac Galvín, dos orejas
  • Miguel Vázquez y Manuel Díaz, obtuvieron un apéndice cada uno
  • El resto de los actuantes resultaron ovacionados

La tercera jornada de XXIII Encuentro a Andaluz de Escuelas de Taurinas ha obtenido un balance de seis orejas y un rabo. Un festejo con metraje y alto contenido tanto en los actuantes como en el –variado- ganado lidiado. Destacando el corrido en quinto lugar que resultó premiado con la vuelta al ruedo.

El triunfo rotundo llegó en el último, para joven gaditano Juanmi Vidal. El alumno sanluqueño cortó las dos orejas y el rabo de un buen novillo de la ganadería de Apolinar Soriano.

Antes su compañero de cartel Isaac Galvín obtuvo dos apéndices del enclasado tercero de Castillo de Azuel. Ambos alumnos salieron a hombros por la ‘Puerta Grande’ tras firmar las faenas más relevantes y artísticas de la tercera jornada.

Manuel Díaz también dejó una gran faena que olía a triunfo grande pero no la remató con la espada. Mismo caso, le ocurrió a Miguel Vázquez, que se expresó con personalidad.

Anaya, Martín y Rodríguez tiraron de raza y actitud para solventar las complicaciones de sus respectivos oponentes.

SÁBADO 17 DE SEPTIEMBRE3ª Clasificatoria

XXIII Encuentro a Andaluz de Escuelas de Taurinas

Plaza de Toros de Ubrique, casi tres cuartos de plaza en tarde agradable

Ganaderías de Condesa de Sobral, Apolinar Soriano (2º, 4º y
7º) Castillo de Azuel (3º y 5º) Martín Carrasco
, bien presentados y de buen juego. El 5º premiado con la vuelta al ruedo.

  • José Anaya, de la Escuela Taurina de Granada, ovación
  • Dennis Martín, de la Escuela Taurina de Almería, ovación
  • Isaac, Galvín, de la Escuela Taurina de Chiclana, dos orejas
  • Miguel Vázquez, de la Escuela Taurina de Lucena, oreja
  • Manuel Díaz, de la Escuela Taurina de Ronda, oreja
  • Juan José Rodríguez, de la Escuela Taurina Linense, ovación
  • Juanmi Vidal, de la Escuela Taurina de Sanlúcar, dos orejas y rabo

Parte Médico:

Amaya resultó prendido por el abreplaza y por unos instantes se temió la cornada al derrotar el novillo con violencia y prender al joven espada por la ingle. Afortunadamente todo quedó en un tremendo susto y un pequeño corte en el glúteo derecho que necesitó de tres puntos de sutura.

Gabinete de Comunicación A.A.E.T.»PEDRO ROMERO»