Triunfo de Álvaro Chinchón y Nacho Torrejón en Añover de Tajo

NOVILADA DE GÓMEZ MORALES BIEN PRESENTADA Y PARA EL TRIUNFO, LOS ACEROS

IMPIDIERON QUE FUERA AUN MAYOR.

No conocía esta plaza, desde luego que bonita y peculiar, de las que desde que entras respiras
aire taurino, inaugurada en 1971 se considera un monumento más de esta localidad, otra
sorpresa ha sido su banda de música “AGRUPACIÓN MUSICAL SAN BARTOLOME” con más de
medio siglo de historia da fe de su profesionalidad y categoría.
Desde el tiempo previo en el patio de cuadrillas se presentía una gran tarde, así fue, Manuel
Amador, organizador del certamen, y Gómez Morales, ganadero, acertaron en la reseña de
estos erales, bien presentados y dando todas las opciones para que los novilleros triunfaran, la
espada se interpuso y no se remató todo como nos hubiera gustado, varios novillos
ovacionados en el arrastre y al quinto vuelta al ruedo, extraordinario.

MARIO ARRUZA:

Paso el “examen” pero Mario ya está preparado para el siguiente escalafón dando la sensación
que en este ya toca techo, haciendo un rebote hacia abajo. Abrió plaza con un fuerte eral,
cuajado y con su cara, le entendió y cuajó una buena faena, le faltó más trasmisión, tenía
novillo para ello, aun así pudo tocar pelo de no ser por la espada. En su segundo salió más
entregado iniciando de rodillas su faena de muleta, importantes tandas con la izquierda que sí
llegaron al público premiándole con una oreja.

ÁLVARO CHINCHÓN:

Ha sido una de los alumnos destacados en la E. T. del Juli, se ve el porqué, buena técnica,
aunque tal vez tendría que ir buscando más la esencia propia. El segundo astado de la tarde
exigió, muy bravo pero noble, Álvaro optó por esa técnica aprendida y no arriesgó con ese
paso que se tiene que dar para ser figura, no fue al pitón contrario para conseguir un faenón, el
torero ha sido el que menos confiaba en su capacidad, y la tiene. Con el quinto, premiado con
vuelta al ruedo, se vio un novillero distinto, convencido que cuando se quiere se puede, y
quiso, se vio al Álvaro enrazado, una faena importantísima cortando dos apéndices, aunque
sigo opinando que le falta más personalidad, puede llegar a haber copias de cuadros más
perfectas que el original, pero el que realmente tiene valor y lo hace único, es el de la firma.

NACHO TORREJÓN:

El más nobel de la terna, era su debut de luces, a priori y siendo de la cercana localidad de
Pantoja parecía que lo tendría más fácil por el público que le acompañaba, para nada ha sido
así, los olés y ovaciones de Nacho pusieron de acuerdo al tendido, fueran del “equipo” que
fueran. Con su primer eral, un poco por debajo de los demás, pero con su cara, les vio
personalidad y capacidad de entender al animal, corrigiendo y dando tiempo y espacio
necesario para conseguir temple, trasmisión, despacio y toreo erguido bajando la mano, lógicamente le falta mucha preparación, pero siempre sobre su sello. El que cerró plaza, otro
importantísimo oponente, su mano izquierda realizó unas tandas de gran clase, daba gusto ver
como torea con el cuerpo, de nuevo su capacidad de conectar con el tendido quedó plasmada
con la fuerte petición para premiarle con la puerta grande.

V EDICIÓN “PROMESAS DE NUESTRA TIERRA”

Plaza de Toros de Añover de Tajo, algo más de media entrada, parte del público se olvidó de las medidas de seguridad, pero una vez más, las autoridades y la organización lo solucionaron de inmediato, poniendo todos de su parte para que así fuera.

Ganadería de Gómez Morales, de buen juego y bien presentados, el 5º premiado con la vuelta al ruedo

  • Mario Arruza, silencio tras aviso y oreja
  • Álvaro Chinchón, ovación tras aviso y dos orejas
  • Nacho Torrejón, ovación tras aviso y dos orejas

Escrito/Foto: Carlos Pinto