Subvenciones del gobierno a ecologistas mientras los ganaderos de bravo apuntillan sus toros

Con millones de personas necesitadas de ayudas, con millones de españoles sin empleo, con una crisis nacional sin precedentes y -con lo que compete a nuestro sector- con miles de toros yendo al matadero por no poder ser lidiados, el gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias acaba de hacer público que subvencionará en las próximas semanas a los ecologistas con medio millón de euros.

En concreto será para que “investiguen” cómo prevenir los daños de los conejos en la agricultura, cuando la actividad cinegética es la que mejor y más rápido acaba con este problema que acecha a miles de agricultores en todo el país a los que animales como conejos, jabalíes o corzos están destrozando los cultivos en el último mes debido a que no se puede cazar por el estado de alarma.

Tal y como ha dado a conocer la organización ecologista WWF en una nota de prensa a los medios, el presupuesto total es de 547.512,05€. Y, además, el propio gobierno se contradice, puesto que según datos recabados por Jara y Sedal esta situación, provocada por la paralización de la caza, ya ha comenzado a enmendarse después de que el Ministerio de Agricultura Pesca y Medio Ambiente haya invitado a las comunidades a permitir que los cazadores ayuden al control de poblaciones de especies cinegéticas.

Muchas de ellas, ya han empezado a aprobar autorizaciones especiales para este fin. Sin embargo, a los cazadores les invita a hacerlo gratis –y lo hacen- y a los ecologistas los subvenciona para que “estudien” otras vías.

Los ganaderos de bravo de España han valorado en 77 millones de euros las pérdidas que podrían tener por la crisis del COVID-19, según un comunicado emitido por la UCLT. “Nos encontramos viviendo uno de los momentos más difíciles de la historia de España, la crisis sanitaria del Covid-19 está cobrándose muchas vidas, algunas de personas muy queridas y respetadas de nuestro sector, y además, está afectando gravemente a la economía del país”

La Unión de Criadores de Toros de Lidia representa al 85% de la producción de bravo destinada a espectáculos culturales en plazas de toros de primera, segunda y tercera categoría fundamentalmente. En el escenario de un 2020 sin temporada taurina -marzo a octubre-, la estimación económica de pérdidas para los ganaderos de bravo de la Unión de Criadores de Toros de Lidia supera los 77 millones de euros, calculando los animales destinados a las corridas de toros de esta temporada –35.000 €-, añadiendo la pérdida económica de los añojos, erales, utreros que se quedarán en el campo y la consecuente drástica reducción de reproductoras.

Esta crisis Covid19 provocará efectos devastadores sobre las ganaderías de bravo cuya producción extensiva y autóctona, tendrá consecuencias sobre el medio ambiente, sobre la pérdida de biodiversidad y sobre los agentes que conforman el tejido rural, fundamentalmente en la llamada España Vaciada. Las ganaderías de bravo generan miles de empleos directos e indirectos de mano de obra especializada especialmente en aquellas zonas más deprimidas de nuestro país.

Asimismo, el toro bravo es pieza fundamental para el desarrollo y celebración los espectáculos culturales taurinos que aportan al Estado 140 millones en concepto de IVA al año.

Escrito por Jesús López Garañeda

Fuente Documental  Texto: Cultoro