Rotundo Triunfo de Jesús Romero y Miguel Losana en Quismondo

Como es habitual en la localidad toledana de Quismondo, fuerte novillada de JUAN CARLOS RIVERA.

Alguno de los novilleros se habrá ido para casa con la sensación de haber debutado con caballos, se estará o no de acuerdo, pero esta plaza es fiel a su tradición, cierto que no son encastes, que a priori, presenten muchas complicaciones, aunque hay que ponerse delante. Desigual juego, destacando el lidiado el segundo, JESUS ROMERO Y MIGUEL LOSANA nos ofrecieron una entretenida tarde, en último lugar RAUL CAAMAÑO, becerrista de la vecina localidad de Torrijos, lidian un becerro.

JESÚS ROMERO: con el que abrió plaza poco pudo hacer, se apagó en los primeros muletazos, dejo ver su buen concepto. En su segundo, le acompañó algo más y no lo desaprovechó calando en el tendido. Oreja y dos orejas.

MIGUEL LOSANA: Tuvo en sus manos el mejor novillo, voluntarioso aunque con su escaso bagaje no terminó de sacarle todo, debutó de luces el pasado mes de mayo, y se ha encontrado con “una novillada picada”. Cerró con el mayor del festejo y el que más enseñaba la cara, Miguel dio la cara y no se le puede pedir más, no en muchas plazas que dan picadas se ven novillos con la seriedad de este, desproporcionado para la bisoñez de Losana. Dos orejas y dos orejas.

RAÚL CAAMAÑO: Le tocó lidiar su becerro con el peor enemigo del torero, el viento, buen tranco tenía el animal, en los primeros muletazos le arroyó de manera violenta, pero Raúl ni se miró y se puso en la cara, valor y ganas de hacerlo bien se le vieron, pero todo se fue complicando, una buena lección para los comienzos de un torero. Una oreja.

Muy generoso el palco, pero Quismondo, igual que exige un notable volumen en las novilladas que da, también reconoce el esfuerzo y valor de los novilleros que hacen el paseíllo, y si el público lo pide, pues bien dado está.

LUNES 16 DE AGOSTONovillada sin Picadores

Plaza de Toros de Quismondo

Ganadería de Juan Carlos Rivera

  • Jesús Romero, oreja y dos orejas
  • Miguel Losana, dos orejas y dos orejas
  • Raúl Caamaño, oreja

Texto/Foto: Carlos Pinto