Reflexiones sobre el futuro de la Tauromaquia

Constantemente nos encontramos con situaciones en las que opinar libremente se ha convertido en
un acto de rebeldía tal que incluso a veces es de riesgo.

Todo parece ofender cuando expresamos nuestro punto de vista sobre algo cotidiano en nuestras vidas . La pandemia de intolerantes va más allá y es común encontrar posiciones discordantes en cualquier campo. Si se habla de aborto, feminismo, diversidad , religión ,etc., con la ciencia en la mano vemos que las posturas contrarias a quedarse sin argumentos hacen un llamamiento a la libertad de decidir y a sus derechos , pero su discurso vacío es intangible e incapaz de defenderlo sin mostrar un claro e inequívoco desacuerdo con lo que promueven y dicen defender con su resultado.

Pues bien, no quiero hacer aquí otra defensa que no sea la que di como encabezado, la defensa de la Tauromaquia.

Desde movimientos animalistas y antitaurinos se viene atacando a la fiesta brava aludiendo a
etiquetas de malvados sádicos y maltratadores desde una visión ideológica que casa con un
pensamiento progresista y desde el mismo se ataca a todo medio de vida cotidiana conocida.
Desenmascarado esto, que ya muchos saben, profundizo en ese lenguaje que utilizan. Hablan de
prohibir la Tauromaquia y como «prohibir» es una palabra que a nadie gusta, sabemos que en su
modo de llegar a la gente prefieren tocar la sensibilidad con… «tenemos que tener empatía»,
«tenemos que avanzar»…

El ser humano por muy valiente que sea o crea serlo tiene un temor a ser excluido, a que por ser aficionado a los Toros seas rechazado, a que por dar tu opinión sobre temas de actualidad seas etiquetado de retrógrado, homófobo, machista, fascista, racista y un largo etc. que las personas sensatas. por evitar enfrentamientos, decide muchas veces ceder a esas otras que su argumento de pensamiento único promueven.

Por poner un ejemplo diré que el discurso progresista, tanto desde el progresista de izquierdas como el de la derecha (liberal), es el más popular porque se levanta la voz y parece constar que
es mayoría y no es así. El ciudadano español (y con esto hablo de mujeres y hombres) tiene un
mundo de preocupaciones en su vida como progresar en su nivel de vida, sus estudios, su trabajo,
su familia… y lo que trae la política es intentar ese desapego con lo inmaterial como es la esperanza, las tradiciones y costumbres, la constancia, madurez, vendiéndonos un mundo de libertades y derechos y nada de deberes.

La Tauromaquia es desde la visión ética , pragmática sin utilizar recursos de sentimentalismo sino cuestiones razonables , un ejemplo de la vida misma expresado como arte. Los movimientos animalistas y antitaurinos quieren llegar a la ciudadanía tildando de barbarie el espectáculo taurino. Entonces podríamos pensar que si los toros de lidia dejasen de criarse en base de consanguinidad y bravura heredada , podría domesticarse como otras variantes bovinas dejando de prevalecer su nobleza brava para dar paso a caracteres más propios a su aptitud cárnica. Pero, ¿creen que sería la solución? ¿De verdad desaparecería el pensamiento antitaurino si desaparece la Tauromaquia?

No nos engañemos, se busca concienciar a una sociedad sin pastores, ganaderos, pescadores, cazadores, incluso sin poder experimentar desde la ciencia una vacuna antes de ser administrada
a los humanos.

Nos hablan de que el mundo está sobrepoblado, el cambio climático, que contamina la ganadería, pero terminan siempre su discurso con que el capitalismo es el causante. ¿Ven ustedes como todo
tiene un contexto político que va siempre en la misma dirección?

Para concluir matizo lo que es evidente:
Se busca crear una sociedad no enraizada a nada para ser únicamente peones útiles de quien
ostenta el poder. Por mucha ideología de derecha, de centro o de izquierdas, todos, absolutamente
todos, por omisión o por acción, siguen ese mismo patrón . Si estas orgulloso de tu país, tienes
respeto al Ejército o crees en la labor de las fuerzas de seguridad, si crees en Dios, si sigues las
tradiciones y folclore, si bajo tu naturaleza como mujer u hombre sientes atracción por personas
del sexo opuesto y muchas otras cuestiones, equivale a que no serás manejado por una u otra
ideología sino que tu vida ordenada hace que tengas mayores preocupaciones.

Es exactamente lo que buscan estos movimientos con ese fin , desnaturalizar a la persona. Así pues, lo que está siendo objeto la Tauromaquia de tantos ataques directos e indirectos desde asociaciones y desde el mismo Gobierno responde a ese mismo plan que utilizan igualmente en otros campos que nos encontramos.

Quien se aficiona a la Tauromaquia NO lo hace desde una visión sádica en busca de sangre. Ve en el toro de lidia cualidades que no lo ven en otro bóvido que pace tranquilamente en el campo, es
cebado con proteínas complementarias a la hierba y su destino es el matadero.

El aficionado a la Tauromaquia ve con respeto al toro bravo, con temor cuando se acerca , ese miedo a ser empitonado por sus afiladas astas en un encierro . Ese gusto por el riesgo, esa adrenalina de jugar con la posible muerte hace que cada aficionado que se pone delante se sienta orgulloso y valiente en su interior. Al presenciar la faena de un torero con el toro disfruta al ver con lentitud como domina a la fiera . El temple es esa comunión de mantener la medida con el toro creando una belleza digna de inmortalizar en foto, vídeo, lienzo, es en resumen ARTE .

Si no se finalizase con la muerte en la plaza su destino sería finalmente el matadero . Si en la usanza portuguesa no se mata al toro en un festejo igualmente termina siendo troceado por partes y sirviendo de alimento proteínico como cualquier otro animal de crianza. No nos engañemos , hemos evolucionado como especie, si antes se cazaba con flechas y lanzas pasamos a domesticar animales para consumo, regular la fauna con la actividad cinegética (caza) , de la primitiva representación taurómaca a la Tauromaquia, reglada que va desde inspecciones en Ganadería de Lidia, veterinarios, hasta crear leyes que regulen los festejos taurinos, hemos evolucionado ¡CLARO QUE SÍ ! y esto es la muestra de ello.

Siglos y Siglos de Tauromaquia que el pueblo soberano ha ido manteniendo con el paso de los años. Cabe decir que puede haber detractores y amantes del arte de la Tauromaquia, juntos hemos convivido con los años hasta que hoy nos invaden con una ideología que va contra la evolución natural, la idea progresista que sólo tiene por objetivo la sumisión al cambio constante aque obedezcas y no cuestiones nada porque rápidamente serás excluido.

Nadie quiere ser pobre, no por eso irás a sabotear al empresario por ser «rico» llamándolo
esclavizador. No nos engañemos, porque cualquier hijo de vecino cae en la debilidad de querer
ganar mucho dinero haciendo negocios (alguno incluso al margen de la ley). Toda persona en su
interior siempre siente pena por el débil, y aunque existe mucha maldad, siempre habrá una o más
manos que te ayudan . Todo esto sin recurrir a ninguna ideología al uso que señala y victimiza a su
antojo. Si todos somos iguales con los mismos derechos y obligaciones sobra toda idea de premiar y victimizar creando una razón que lo justifique.

Por esto discuto con rechazo ese discurso antitaurino y animalista que habla de sensibilizarse con los animales mientras abre guerra directa con su misma especie, humanos, creando víctimas a las que incluye el reino animal.

Para defender la Tauromaquia no sólo hablemos desde el corazón, hablemos también desde la
razó, esa razón ética que nos une . Dejemos a un lado las ideologías y las etiquetas porque, como
he dicho anteriormente, han sido creadas para someternos al poder, próximamente nos pondrán
«chip» que nos identifique, cada vez abriremos más nuestra vida siendo vigilados; para ello nos
dirán que será por nuestro bien (bla,bla,bla) como todo en la historia de la humanidad.

Mostremos nuestro amor a la Tauromaquia como el mejor signo de rebeldía.