Nacho Torrejón ¡¡¡ Prohibido prohibir soñar !!!

Ya que últimamente algunos, algunas y algunes, tienen la piel tan sensible a las expresiones de género, quiero aclarar que este articulo va dedicado también a las toreras, desde luego que ellas no se van a ofender por lo escrito y se verán identificadas, su lucha es la misma, el arte y la cultura no tienen sexo, solo los ignorantes, ignorantas e ignorantos no lo saben.

Después de un año ruinoso para todo el país, muy directamente para la tauromaquia, ganaderos, profesionales, empresas… al borde de la ruina y miles de hectáreas del campo bravo que peligran se sigan conservando como espacios naturales y privilegiados, un desastre económico y medioambiental, si estos políticos que tenemos siguen haciendo leyes a medida de sus amigos y no para todos, su sueldo lo pagamos todos, sean o no votantes de sus siglas, aunque si ponen tantos escrúpulos para el mundo taurino, bien podían renunciar a la parte de su nómina que se paga con los impuestos de los taurinos.

Ya se ha empezado a dar festejos, con todas la restricciones impuestas, jamás nos rendiremos ni permitiremos nos roben cultura, tradiciones ni puestos de trabajo.

El próximo día uno de Mayo, la localidad toledana de Esquivias ha programado un festejo sin caballos para los novilleros RAUL PUEBLA, DANIEL PEREZ Y NACHO TORREJON, los tres de tierras toledanas y también con los mismos sueños, la misma lucha y la misma meta, llegar a ser figuras del toreo, conocer a estos jóvenes de cerca es ver como se iluminan las miradas hablando de sus proyectos, cómo día tras día entrenan y se preparan, esa rutina es la misma para cualquier otro adolescente que practique futbol, tenis, natación….

Su motivación es conseguir sus sueños, y rara vez se llega, pero todo este camino que andan les hace madurar y ver que la vida ofrece otras muchas alternativas, la lección que están aprendiendo es que nada se consigue sin constancia ni entrega. ¡¡¡ Nada ni nadie es quién para decir que sueños se pueden o no soñar «!!!

Nacho Torrejón es uno de estos noveles novilleros que está intentando abrirse hueco en este mundo del toro, le hemos acompañado en la preparación, en “EL VENTORRILO”, cualquier muletazo es válido para crecer y corregir, cuando no se tiene la ocasión de torear un animal, se hace de salón, y mucho deporte, esta es la constante de cualquier otro novillero.

Nace en Madrid el dieciséis de agosto del dos mil dos, se dice de la localidad Toledana de Pantoja, tiene otra hermana tres años menor que él, sin ningún referente en su familia, solo como aficionados, le nace esta pasión por el toro. Desde niño las imágenes que recuerda en televisión es de toros y toreros, sus primeros trastos, los trapos de la cocina. Se define como alguien introvertido al principio, prudente, pero una vez conoce a las personas se abre siendo amigo de sus amigos y enemigo de nadie, como al resto, le ha tocado vivir una etapa muy dura en todos los ámbitos, ha aprendido a valorar cada segundo que regala la vida y todo lo cotidiano de antes de la pandemia, le ha impactado ver el valor de todo eso que parecía normal y ahora no poder tenerlo.

Hace unos años la familia adquirió la finca “EL VENTORRILLO” donde pastan las reses de “Dª SAGRARIO MORENO BEJAR” con su afición y viviendo ahora desde dentro el mundo del toro, tuvo la “osadía” de coger una muleta y ponerse frente a una vaca con unos ocho años, aquello le marcó definitivamente el rumbo, agradece el apoyo incondicional de sus padres, bueno, con un pacto de llevar paralelamente su formación académica en la Universidad. Comenzó en la E. T. de Toledo lo que dejó pronto para prepararse en su cuartel general, “EL VENTORRILLO” junto a Tomas López, mayoral de la ganadería.

La pureza y conseguir trasmitir lo que siente cuando torea es lo más importante para Nacho, su vida no la concibe si no es vinculada al toro sea en el campo o en la plaza. Busca el toreo clásico, la esencia de esto lo ve en Manzanares (Padre), Morante, el poder de Perera…. en general, todo lo que se interprete como clásico y puro.

Sacaría de una plaza a un político antes que a un anti taurino aunque no le agrada ninguno de los dos, en cierta manera “respeta” a un anti taurino, hablamos de los que con respeto también tratan de reivindicar algo en lo que creen, aunque no comparte ni está de acuerdo, pero un político rara vez tiene ideales y se mueven más por interés propio como lo estamos viendo actualmente, precisamente si esos políticos le dieran la palabra en el Congreso de los Diputados defendería esta profesión tratando de explicar, no esos veinte minutos de la lidia de un toro en la plaza, sino todo lo que encierra la tauromaquia y el campo, los puestos de trabajo que genera, la cría del ganado bravo, cómo vive el toro y el beneficio ecológico y medioambiental que proporcionan las dehesas donde pasta en libertad.

No concibe cómo por querer tomar un camino distinto al de otros jóvenes como futbolistas, tenistas, nadadores, pilotos… no tenga las mismas oportunidades. Dice que no es supersticioso, bueno, siempre comienza a vestirse por la derecha, una montera jamás la deja encima de la cama, el amarillo no le agrada verlo, excepto el de la bandera de España. Espera que pronto pase al siguiente escalafón, de momento se centra en los inmediatos compromisos que sumarán los necesarios para ese salto.

Soñar es gratis y le propongo un cartel para su alternativa, no lo duda, Morante y Talavante, soñando más, un cartel de todos los tiempos en el que le gustaría estar, Curro Romero y Manzanares (Padre).

NACHO TORREJON, CON UNA PALABRA

UN COLOR: Verde.

UNA PELÍCULA: No veo nada, no tengo tiempo.

UNA CIUDAD: El Ventorrillo, jajá.

UN PLATO: Un chuletón, poco hecho.

UNA PLAZA DE ESPAÑA: Madrid.

PARA TU ALTERNATIVA: Sevilla.

UNA PLAZA DE MÉXICO: La monumental de México.

DEFÍNETE CON UNA PLALABRA: Humilde.

Y EN EL TOREO: Clásico.

TU ESTAPA HASTA AHORA: Dura y bonita.

TE ENCUENTRAS LA LAMPARA MAGICA, Y EL GENIO TE CONCEDE UN DESEO: El temple.

A QUIÉN LLAMAS A DIARIO: A mi madre.

A QUIÉN CUANDO TERMINAS DE TOREAR: A nadie, siempre tengo cerca con los que necesito hablar.

Fotografías de Carlos Pinto / Abril del 2021/ Los Yébenes (Toledo)

Texto/Fotos: Carlos Pinto