Manuel Perera: “Necesito estar bien conmigo mismo como persona para poder estar bien conmigo mismo como torero”

Este joven extremeño dio la sorpresa en Noviembre de 2017 cuando se llevó el Trofeo “LA OPORTUNIDAD” en la plaza de Vistalegre, desde entonces ha ido cosechando triunfos con un corte de toreo clásico y total entrega, su corta carrera se vio trucada el pasado 13 de Febrero, cuando al regresar de participar en uno de los tentaderos del Certamen de Ciudad Rodrigo tuvo, junto a otros dos compañeros, un grave accidente, como él dice “los médicos no me lo pintaban bien” pero como en Vistalegre, dio la sorpresa, y contra todo pronóstico que auguraba muchos meses de recuperación, en menos de dos y medio se vistió de nuevo para hacer el paseíllo, su pasión por los toros y su sueño de llegar a figura han sido la mejor terapia para esta vertiginosa recuperación.

  • Fecha y lugar de nacimiento

7 de Agosto de 2001 en Villanueva del Fresno, Badajoz.

  • ¿Quién es Manuel Perera?

Pues… un novillero sin caballos de Badajoz, que quiere ser figura del toreo, y voy a luchar por ello

  • ¿Tienes hermanos, y lugar que ocupas?

Tengo un hermano de doce años, soy el mayor.

  • ¿Cómo nació en ti el toreo y el querer llegar a ser Torero?

Desde que tengo uso de razón he querido ser torero, nadie de mi familia ha estado dentro de esto, cuando era pequeño, me cuenta mi madre, que siempre lloraba y me ponía a ver una corrida de toros y ya no lloraba, me las grababan para poder ponerlas siempre

  • En tu casa, ¿Cómo reaccionaron al decirles que querías ser Torero?

No se lo creían, me decían que donde iba yo, que estaba loco, todos los días cuando llegaba de clase daba la lata a mi madre diciéndole que me quería apuntar a la escuela, que quería ser torero de verdad, al final me apuntaron junto con otros dos chavales del pueblo, dimos el paso y así empecé.

  • ¿Comenzaste a entrenar solo o entraste en alguna E. T.?

Al principio un señor de mi pueblo, Paco Corbacho, fue novillero sin caballos teniendo un accidente en un brazo que terminó con su carrera, fue el que me enseñó a coger el capote y la muleta, pero donde de verdad he aprendido ha sido en la E. T. de Badajoz.

  • ¿La primera vez que toreaste una vaca?

En el 2015, en MURTEIRA GRAVE, Évora (Portugal) de tapia, era una vaca seria, no la pegué casi ningún muletazo, pero bueno, me cogió, me levanté, me cogió de nuevo, me volví a levantar…. Y así fue, estaban Filiberto Martínez y Tulio Salguero.

  • ¿Debut en público?

En Caminomorisco, Cáceres, el nueve de Julio de dos mil dieciséis, debuté directamente de luces a los siete meses de entrar en la E. T.

  • ¿Alumno avanzado?

Pues sí, jeje, me vieron en los tentaderos que podía resolver y dar la talla, y me pusieron en esa novillada.

  • ¿Ha habido un antes y un después del 3 de Febrero de 2019?

La verdad es que yo sigo siendo el mismo de antes, sí que es verad que aprendes mucho, a valorar quien te quiere quien no te quiere, que la vida pasa muy rápido y en cualquier momento nos podemos ir, la tenemos que aprovechar cada día al máximo porque mañana no sabemos si vamos a estar aquí, ahora mismo sí que es verdad que vivo a cien por cien e intento disfrutar de todo mucho más.

  • Una vez recuperado lega la primera vez, de subirte a un coche y de ponerte de nuevo delante de un novillo ¿Qué te ha costado más?

La verdad es ninguno de los dos, como me cambio el concepto de la vida he aprendido a vivir con la mentalidad que pase lo que tenga que pasar también como torero te enseña y te hace mejorar, cuanto te pones delante de un novillo también te puede quitar la vida, pero vas con la mentalidad que lo que tenga que pasar pasará de todas formas y sales más decidido a darlo todo.

  • ¿Después del accidente alguien te ha aconsejado quitarte de esto?

No, no, a mí nadie me ha dicho nada, no sé lo que pensarían los maestros de la E. T. Luis Reina y, son los que están más a diario conmigo, si que es verdad que al principio, me contaba el maestro Reyna y el Cartujano, que la noche de la operación ya me daban por perdido, pensaron que no volvería a torear, que no podría hacer la vida que yo quería, afortunadamente en un tiempo que nadie esperaba que fuera a recuperarme como estoy. Lo cierto es que yo soy uno de los que no esperaba esta recuperación tan rápida, el pasado día dos en las Matas las únicas cicatrices que vi en Manuel Perera, fueron las físicas, delante del novillo no aprecie ni una. Yo mismo estoy sorprendido, al principio los médicos me lo pintaron un poco feo, que la recuperación seria de mucho tiempo, como mínimo seis, siete meses y que en menos de dos meses y medio me pusiera delante de una vaca, es que cuando hoy lo de seis meses, me dije, seguro que voy a estar esperando.

  • ¿Merece la pena apostar tanto por algo que aún es incierto?

Pues si me merece la pena, yo disfruto desde que me levanto para entrenar hasta que me acuesto por la noche, disfruto y pienso en el toro, lo tengo muy claro, que es lo que quiero y lo que de vedad me hace feliz, sé que somos muchos y muy pocos vamos a llegar y a lo mejor no tenemos las cualidades para ser matador de toros y mucho más allá, ser figura del toreo, eso es casi un milagro, pero si no tienes la ilusión y no luchas por ello, nunca vas a saber si lo vas a conseguir o no. Yo no salgo de fiesta, no hago una vida que hacer normalmente los chavales de mi edad, mi vida es el toro, entrenar y luchar por lo que quiero y es lo que de verdad me hace feliz.

  • Al tiempo de entrenamientos y formación taurina ¿te estás preparando en alguna otra cosa?

Nada, estoy dando todo por ser torero, me voy por la mañana a Badajoz y hasta la noche no regreso a Villanueva del Fresno, por la mañana preparación física, corro, entrenamiento de salón, como y por la tarde a la E. T., mi vida es el toro, de mi casa a la Escuela tengo unos 74 km., escuela hay, lunes, miércoles, viernes y sábado, los días que no tengo lo dedico igual para la preparación por mi cuenta.

  • Imaginemos, al despertar del coma los Doctores te dicen, “podrás hacer una vida normal pero tardarás algo más en: recuperar la memoria para recordar totalmente a tu familia y amigos o recordar todo lo aprendido y vivido de novillero, las dos secuelas desaparecerán pero ¿por cuál comenzamos primero?

“Joer” me pone en un aprieto (duda unos segundos) la familia es lo más bonito e importante que tiene una persona ¿no? Yo pondría por delante a mi familia y después ya el toro, necesito estar bien conmigo mismo como persona para poder estar bien conmigo mismo como torero.

  • Antes del accidente Manuel Perera ya tenía un sitio en el escalafón de sin caballos, ahora ¿Está en el mismo sitio, ha bajado o está mejor colocado?

La verdad es que la primer novillada que toreé no me vi como era antes, en la novillada de las Matas, que fue la segunda, ahí ya me vi como yo era antes y como quiero ser, en las dos siguientes también me he visto yo, he mostrado la aptitud, me he expresado y he disfrutado, porque el primer día estaba con ese miedo si sería capaz, al final sí que me fui viendo.

  • ¿Alguna llamada o visita durante tu convalecencia que jamás hubieras esperado? Y al contrario ¿Un silencio de alguien que no te esperabas?

La del Maestro Juan José Padilla, me llamó y me envió al hospital una imagen de San Martín de Porres, un Santo que él es muy devoto, con una carta de la Fundación de este Santo de Palencia, me deseó mucho ánimo y mucha fuerza, no me esperaba esto, la verdad que todo el mundo del toro se volcó conmigo, me llamó el Maestro Talavante, el Juli, Perera, un montón.

  • Y al contrario ¿Un silencio de alguien que no te esperabas?

Pues sí, ha habido algún silencio, te das cuenta quien te quiere de verdad y quién no.

  • ¿En qué tercio te pondrías mejor nota, y en cual tienes que trabajar más?

Con la muleta es como mejor me expreso y más disfruto, con el capote lo tengo que trabajar mucho. Cuando termino un tentadero o en una novillada después de torear, nunca les pregunto a los Maestros que he hecho bien, sino donde he estado peor, para corregirlo, lo bueno todos lo sabemos, pero lo malo es lo que se tiene que trabajar para evolucionar.

  • Como referente, tres Toreros actuales y tres de época.

De los antiguos: Manolete, Luis Miguel Dominguín y Ruiz Miguel, de los actuales: Morante, el Juli y Talavante.

  • ¿En qué época para la alternativa? Un cartel para tomarla.

Ahora, el toreo ha evolucionado y hoy se torea mejor que nunca, aunque el toreo antiguamente era diferente, sí que en la sociedad se veía a un torero como héroe y ahora para algunos somos casi asesinos. Para la alternativa, con José Tomas y Talavante.

  • ¿Qué buscas en el toreo que no encuentras fuera?

Me hace ser mejor persona y me hace feliz.

  • ¿Eres supersticioso?

No, maniático.

  • Una manía que cada vez que toreas es ¿sí o sí?

En realidad tampoco tengo muchas, pero sí que me tengo que tomar un café, sí o sí, cada vez que tengo que torear, si no pienso que me va a salir mal, también comenzar a vestirme por el lado derecho.

  • ¿Cómo es tu día a día en invierno y en temporada?

Entreno y me preparo igual, todos los días, menos los que toreo.

  • ¿En algún momento has pensado en tirar la toalla?

¡Nunca! Y sinceramente creo que no se me va a pasar jamás.

  • ¿Qué hace diferente a Manuel Perera de los demás?

Tengo mi personalidad y salgo cada tarde a darlo todo y lo mejor de mí, a ser el mejor.

  • Tu corto camino ha sido llano o empedrado.

Ahora con las Escuela Taurinas nos lo ponen todo un poco más en la mano, todo más hecho, aunque creo que todo lo que he conseguido en este tiempo y si confían en mi es porque me lo he ganado, nadie me ha regalado nada.

  • ¿Tienes pensado tu debut con caballos?

Llegará cuando tenga que llegar, casi con toda seguridad será el próximo año en Olivenza.

  • ¿Te irá mejor el cambio al novillo picado?

Pienso que sí, he toreado varios toros y novillos utreros en el campo, esa envmbestida se disfruta más, creo que yo digo más con esa embestida que con los erales, siempre…. Son como las personas, cuando son jóvenes como que jugueteamos y cuando nos hacemos mayores somos más serios.

MANUEL PERERA EN PERSONA:

UN COLOR: Azul.
UN LIBRO: El del Maestro Iván Fandiño.
UNA PELÍCULA: No soy muy de películas, pero me gustó El Titán.
UNA CIUDAD: Sevilla
UN PLATO DE EXTREMEÑO: Unas migas extremeñas.
UN PLATO DEL RESTO DE ESPAÑA: El cocido madrileño, me gustó mucho.
UNA PLAZA DE ESPAÑA: Madrid, Las Ventas.
UNA PLAZA DEL RESTO DEL MUNDO: La plaza con la que sueño es Las Ventas.

CON UNA PALABRA DEFINE A MANUEL PERERA:

COMO PERSONA: Luchador.
A TU TOREO: Yo, Manuel Perera.
A TU ETAPA SIN CABALLOS: Ilusión.
TE ENCUENTRAS LA LAMPARA DEL GENIO, SOLO TE CONCEDE UN DESEO: Sin duda, ser figura del Toreo.

Escrito/Foto: Carlos Pinto

Relacionados:

La Escuela Taurina de San Fernando pierde la subvención municipal para 2020 El Coordinador de Podemos, Ernesto Díaz, ha explicado a los medios de comunicación los acuerdos que ...
«Apretón de manos» con un torero, gesto de compromiso. Siempre que los taurinos oímos hablar del «apretón de manos» entre un torero y una persona significa...
Ruiz de la Hermosa: «Tenemos que dar un «porqué» queremos ser toreros tratando de dar siempre la cara» Asier Ruiz de la Hermosa, Novillero sin Picadores, Alumno de la Escuela Taurina de Guadalajara. ...
Santiago Espín deja constancia de su buen toreo en Victoriano del Río con las cámaras de Movistar+Toros de testigo El Novillero madrileño Santiago Espín estuvo a principios de semana en la ganadería de Victoriano de...