Los eurodiputados socialistas, menos dos, votan para eliminar las Ganaderías de toros bravos

El pleno del Parlamento Europeo ha pedido que la Política Agrícola Común (PAC) que entrará en vigor en 2023 no conceda ayudas asociadas para la cría de toros bravos.  Por tanto no habrá ayuda alguna «para la cría de toros cuyo destino final sea su venta para actividades relacionadas con la tauromaquia«.

Han votado la enmienda que ha salido adelante con 335 votos a favor, 297 en contra y 60 abstenciones gracias al apoyo cosechado en el grupo de Los Verdes (impulsores de la misma), la izquierda y gran parte del grupo socialista. De hecho, casi todos los eurodiputados del PSOE han votado a favor y sólo dos lo han hecho en contra: la andaluza Clara Aguilera y el extremeño Nacho Sánchez Amor. Por su  parte, los eurodiputados del PP, Ciudadanos, Vox y PNV han votado en contra, mientras que Unidas Podemos, JxCat, Catalunya En Comú, Bildu y ERC han apoyado la iniciativa.

Lo que solicita la enmienda es que se nieguen a los ganaderos que crían toros de lidia el pago de ayudas asociadas, que representan sólo una pequeña parte de todas la ayudas que se conceden a los agricultores europeos a través de la política agraria comunitaria.

Así, la ayuda a la renta de agricultores y ganaderos aglutina la mayor parte de los pagos directos de la PAC y se concede independientemente del tipo de actividad que desarrolle el productor, por lo que los ganaderos de lidia seguirían teniendo acceso si la reciben por otro tipo de actividades.

Creada en 1962, la Política Agraria Común se crea, entre otros, con estos objetivos estatutarios:

Contribuir a la lucha contra el cambio climático y la gestión sostenible de los recursos naturales;
conservar los paisajes y zonas rurales de toda la UE; mantener viva la economía rural, impulsando el empleo en la agricultura, las industrias agroalimentarias y sectores asociados.

Ahora que les digan  a los ganaderos de lidia y  a cuantos trabajan en las dehesas que ellos no cumplen con estos objetivos estatutarios cuando son los primeros guardianes biológicos de un mundo rural que gracias a ellos se mantiene vivo.

Escrito por Jesús López Garañeda