Los antitaurinos piden el cierre de la Escuela Taurina de Béziers

La Federación de Clubes Taurinos de Biterrois (FCTB) acaba de conocer que los antitaurinos pretenden manifestarse en los próximos días frente a la Plaza de Toros de Béziers con el fin de conseguir en concreto el cierre de la Escuela Taurina de Béziers y la prohibición de las corridas de toros para menores.

«La FCTB quisiera recordar que la educación cultural de los niños -junto con la que brinda la Educación Nacional- corresponde a los padres en cumplimiento de la ley, y esta última autoriza a todos, cualquiera que sea, a “asistir a espectáculos taurinos”.

No se ha realizado ningún estudio hasta la fecha, no se ha aportado ninguna noticia que demuestre que asistir a una corrida de toros podría generar «riesgos para el desarrollo psíquico de los niños, su empatía y su sentido moral» como escriben los antitaurinos.

¡Mejor!

Relativo a las escuelas taurinas, el Consejo de Estado destituyó a una asociación antitaurina (sentencia del Consejo de Estado n ° 423647 de 4 de octubre de 2019), que lideró la lucha contra las escuelas taurinas al avalar la sentencia del Tribunal de Apelación administrativo: «En este caso el CRAC Europa no establece, en ausencia en particular de la producción de un estudio científico detallado y completo, que la educación brindada, como se desprende de los documentos del expediente y que tiene como objetivo perpetuar no solo una práctica tradicional que es objeto de una derogación legal pero también de otras prácticas taurinas desprovistas de maltrato animal, serían contrarias al interés superior de estos niños, como se ha dicho en el punto 6, o de una naturaleza tal que ejerza una influencia nociva sobre su salud o moral. «

Hoy, los peligros para la psicologia y el equilibrio de los niños no son ni las escuelas taurinas, ni la presencia en una corrida, ni la visita a una Ganadería de toros de lidia, son los efectos y consecuencias de la pandemia: despidos, paro de los padres, reducción ingresos, cierre de instalaciones de ocio, encierro… por no hablar de la violencia mediática, determinados videojuegos, etc.»