II Certamen de Novilladas sin Picadores, Trofeo “Ricardo López” 2021. Conversación con el alcalde de Castellar

Como preámbulo de esta conversación, hay que decir que el alcalde de Castellar (Jaén) es Pedro García Anaya, de cuarenta y cuatro años y pertenece al PSOE, aunque como él dice «un alcalde tiene que ser de todos, sin excepción».

Es esta su primera legislatura, aunque hace años fue Teniente de Alcalde y después líder de la oposición.

Le ha tocado dirigir y gestionar la política municipal en este tiempo tan duro y extraordinario de la pandemia.

  • Alcalde, para un pueblo como Castellar ¿qué significa la fiesta de los toros?

Los toros son una tradición ancestral en nuestra villa y son parte de nuestra historia y cultura local. Ya en 1768 figuran en el Cossío como un hecho relevante. Por otra parte los toros son la base, o al menos una de las bases fundamentales de nuestras ferias y fiestas que se celebran en honor a nuestra Patrona, la Virgen de Consolación, a mediados de agosto, lugar ese, el del Santuario de la Patrona, donde también nos consta que se celebraron espectáculos taurinos, en varias ocasiones, en la antigüedad.

  • Ante estos antecedentes, ¿qué planteamiento tiene este Ayuntamiento y su Equipo de Gobierno, con usted al frente, para esta temporada?

Estamos decididos a retomar el Certamen de novilladas sin picadores, este año será el segundo, comenzado en 2019, e interrumpido el pasado año. Y nos disponemos a afrontarlo con más fuerza y con algunas novedades importantes. Ultimamos algunos detalles administrativos y en estos días saldrá el pliego de manera pública.

  • Sabemos que Castellar ha tenido, desde siempre, gran tradición y predilección por las novilladas sin picadores.

Sí, así  es y creo que con gran acierto. Si algo y alguien necesitan promoción y ayuda, para invertir dinero público en los toros, son los novilleros que comienzan y este tipo de festejos que son, sin duda, el pilar fundamental y los cimientos del futuro de la fiesta. Por otra parte estas novilladas desprenden un aroma, un romanticismo y una plasticidad únicos en los toros. Ningún aficionado que se precie puede ignorar estos festejos, pues cada plaza tiene sus características propias y son las que nosotros buscamos y en las que nos reafirmamos.

  • Usted, alcalde, vemos que no quiere una programación menor y de circunstancias como se hace en algunos otros sitios…

Es que si vamos a organizar espectáculos taurinos hay que tener cuidado y no hacer algo que al final el esfuerzo y el coste también  serían grandes y que sin embargo no aportan gran cosa al estado actual de la fiesta. El II Certamen, aunque un poco mediatizado por las circunstancias actuales, se hará con seriedad, bien organizado y mejorado. Poco a poco y cada año queremos dar visibilidad y fuerza a este ya importante concurso, donde queremos que siete novilleros compitan para llegar solo dos a la gran final. Los novillos serán de encastes diferentes y el triunfador obtendrá, entre otros premios, el trofeo Ricardo López en memoria al novillero sin picadores, de
Albacete que en 1957, murió en nuestro pueblo, tras una gravísima cornada al torear con el capote. Por otra parte, en septiembre se celebrará otro festejo en el que torearan, mano a mano, el triunfador del año 2019 y el de este año.

  • ¿Cómo ve el futuro de la fiesta, en general?

Sin ser un gran aficionado, ni un gran entendido, pero siempre interesado por los toros, creo que la fiesta necesita que se le devuelva la seriedad y la emoción que en parte y en ocasiones ha venido perdiendo. También son muy importantes los tiempos, los detalles, la liturgia del toreo y lo que le rodea. No se puede hacer del toreo un espectáculo largo y tedioso. Hay que darle agilidad y mostrar al público toda su fuerza y su belleza que es mucha. Es preciso cuidar al máximo la presentación del toro, sea eral, utrero, cuatreño o cinqueño. Es fundamental el respeto, en todos los sentidos, a la integridad del toro sea de la edad que sea.

  • Castellar es conocido también por sus tradicionales y centenarios encierros. ¿Qué pasará este año con ellos?

En este tema esperamos la evolución sanitaria de la pandemia para decidir. En todo caso y si en última instancia, no fuese posible hacerlos por la calle, se haría, cada día en la plaza, el desencajonamiento de las reses a lidiar, cumpliendo escrupulosamente,  como en las novilladas, lo estipulado por la Junta de Andalucía en materia sanitaria.

  • Por último, alcalde, ¿qué espera de la feria taurina de este año, con este II Certamen de novilladas sin picadores en Castellar?

Espero una gran organización, una promoción adecuada, con actividades expresas para la difusión de la fiesta y para un mejor y más completo conocimiento de ella, sobre todo por los más jóvenes, y también confío en el esfuerzo y la generosidad de empresarios y ganaderos, porque los novilleros ya son, por demás, todo lo generosos que pueden ser. Todo ello dadas las especiales circunstancias por las que pasamos.

  • ¡Gracias alcalde por su comprensión, por su esfuerzo y su trabajo en el tema taurino…y mucha suerte!

Escrito por Antonio Anaya Marín