Hoy festejamos San Antón, Patrón de los animales, Patrón de los TOROS

San Antón nació en Egipto hacia el 251-252 d.c.

Hijo de una familia acomodada, pierde a sus padres cuando tiene 20 años y decide desprenderse  de todo lo que tiene y retirarse del mundo.

Primero se establece en un cementerio cercano a su aldea nativa, Coma, donde registra extraños episodios con demonios en forma de bestias salvajes con los que se bate a muerte. Después (ya con 35 años) se retira al monte Pispir (hoy llamado Der El Memum) donde pasa 20 años en soledad.

Hacia el año 305 comienza a vivir en comunidad con sus discípulos, pero solo durante 5 ó 6 años. Después vuelve a refugiarse en la montaña (en un retiro menos estricto) en el lugar donde hoy se encuentra el monasterio que lleva su nombre:  Der Mar Antonios. Allí permanece 40 años hasta su fallecimiento (con 105 años de edad).

San Antonio Abad es considerado el fundador del monacato, por su vida en retiro.

Además, es el patrón de los animales. Esto se debe a dos razones principales: sus episodios con bestias salvajes durante su primer retiro y su descubrimiento de la sabiduría a base de observar a los animales y del amor divino a través de la naturaleza.

Como patrón de los animales, San Antón es el protagonista en su festividad del 17 de enero. Este día es tradición bendecir a animales en muchos municipios de nuestro país. Además, suelen bendecirse los panes del santo, realizarse hogueras y disfrutar de vinos, licores y dulces típicos de cada lugar.

Texto: Mediterranean Natural

Fotos: Carlos Pinto