Ganas y ambición en el I «Encuentro de Escuelas Taurinas» de Guadalajara

LA ESCUELA TAURINA DE SALAMANCA FUE LA GANADORA DE ESTE CERTAMEN.

Esplendida mañana hizo en Galápagos, temperatura ideal y ni una brizna de aire. Algo más de cien personas nos reunimos en la “FINCA VALTAJA” para asistir a este Certamen que tan impecablemente ha organizado la “E. T. DE GUADALAJARA”.

Buen ambiente taurino, formado por familiares y amigos de los becerristas, ALCARRIA TV también quiso dar cobertura así como el equipo de NovilladasSin.com, que como siempre, estamos donde existan ganas y ambición de unos jóvenes toreros que sueñan con ser Figuras consagradas.

El objetivo de este encuentro no es otro que establecer lazos de unión con la demás EE. TT. así como hacer piña en torno a esta Fiesta, también mostrar y rodar a jóvenes becerristas con escaso bagaje, ninguno supera los dieciséis años, pese su bisoñez estos aspirantes a novilleros dejaron claro que las raíces de la tauromaquia están vivas, aún con las lógicas carencias , ambición, ganas y raza se vieron en todos ellos (obviamente , destacaron alguno sobre los demás).

Realizado el sorteo de los ocho añojos procedentes de la ganadería de HERMANOS LAVI, nobles pero escasa fuerza y manseando, y el orden de actuación de las escuelas, rindieron un homenaje como reconocimiento a una carrera como banderillero a Raúl Calvillo, jerezano, forzado a su retirada por la infección en la rodilla debido a una bacteria hospitalaria, dejándole graves secuelas incompatibles con el ejercicio de su profesión.

La lidia y muerte de los ocho becerros se hizo a dos alumnos por escuela.

Comenzó la E. T. de Salamanca con una buena actuación que le hizo alzarse como ganadora del Certamen, destacando Daniel Martin con un toreo clásico y técnica depurada, le acompañó Cristiano Torres.

Siguió la E. T. de Albacete con Samuel Navalón y Alejandro González.

En tercer lugar la E. T. de Jaén, Pedro Aparicio se gustó ante una importante faena, dejó una esencia de gran valor, tal vez la de mayor trasmisión, Fernando del Toro fue su compañero de escuela.

La E. T. de Guadalajara, anfitriona del encuentro, lidió en cuarto lugar con un valiente y variado Alejandro Casado y con Cristian Cid.

Los quintos, los alumnos de la E. T. de Colmena Viejo, Alejandro Chicharro e Irene García, Alejandro sorprendió por su capacidad para entender al becerro algo que en esta fase es poco
frecuente.

En sexto lugar salió el mejor becerro que tocó en suerte a la E. T. de Almería, Manuel Espinosa y Ernesto Pérez fueron los encargados de su lidia.

El penúltimo turno correspondió a la E. T. de Málaga con Alejandro Brescia y Manuel Martínez, tal vez lo menos vistoso de la mañana, pero por intentarlo y ganas no quedó.

Cerró el certamen la E. T. de Alcázar de San Juan, Sergio Cartas y Diego García alternaron este último becerro, el jovencísimo Sergio cuajó una interesante faena, muy natural y con suavidad.

Cerramos destacando la organización, ojalá se tome ejemplo y durante esta época de parón se celebren más certámenes de este tipo, aparte de ser para muchos becerristas la única posibilidad de ponerse delante de un animal, es una gran ocasión de relacionarse entre las escuelas y también entre los aficionados y más, cuando se hace entorno a unas exquisita viandas como con las que nos agasajaron, en particular el Presidente de la E. T. de Guadalajara, José Antonio Cid, alma y vida de esta escuela.

Escrito por Carlos Pinto