Final del «Alfarero de Plata», la crónica de Carlos Pinto

El linarense Marcos Linares se cuelga “el oro” de triunfador del VII ALFARERO DE PLATA, de manera rotunda ha quedado por delante de sus otros diecisiete compañeros,

De gala se ha vestido la plaza de “la Sagra” para cerrar esta edición del Alfarero de Plata, complicada edición pero cuando se tiene interés y voluntad todo se puede lograr, además subiendo el nivel, todo el certamen se ha dado con novilladas, también la asistencia de público ha sido mayor, en la final se a colgado el cartel de “NO HAY BILLETES”, todo un éxito gracias al buen hacer de VILLASECA DE LA SAGRA.

Los de MONTEALTO, de impecable presentación y juego desigual, junto a los tres finalistas, VICTOR BARROSO, NACHO TORREJON Y MARCOS LINARES, ha dado una tarde para disfrutar los aficionados, a la altura de cualquier festejo de mayor categoría.

Al hacer el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del matador VICTOR BARRIO, en su quinto aniversario de su trágica muerte.

VICTOR BARROSO: Aseado en el capote, suave y gustoso, a Alberto Rodríguez le puso en apuros su novillo con banderillas, gracias al quite de Marcos Linares todo quedó en un susto. Firme comenzó Barroso con la muleta, tandas con la derecha de clase, complicado al probar el pitón izquierdo, muy estético pero sin terminar de dar ese paso que requiere una final como ésta, premiado con vuelta al ruedo. En su segundo sabía que tenía que dar más, sin romper en el capote ya la apuesta con la muleta dejo momentos muy jaleados, con profundidad y por ambos pitones, valor innegable de jugarse los muslos entre los pitones, toreo del bueno, desacierto con la espada que la ejecutó sin la muleta siendo volteado, feo quedó que al repetir la suerte lo hiciera ya armado, si decides hacer algo y no sale bien, se repite, si no, da la sensación que el torero tiene dudas en ser capaz.

NACHO TORREJON: Flojo el que le tocó a Nacho, con el capote se vio la voluntad al torero, en la muleta tampoco le ayudo el animal, para nada se ajustaba al concepto de Torrejón y aunque se le vio empeño no terminó de verse su personalidad. El quinto de la tarde, un gran jabonero, de volumen y cara, con mucho gusto y torería en el capote se presentó el auténtico Nacho Torrejón, con la muleta un toreo vertical y armonioso, unos lances que preveían algo importante, el animal se apagó muy pronto perdiendo interés la faena, lo intento Torrejón, pero la condición del oponente lo hizo imposible.

MARCOS LINARES: El benjamín del cartel, pero el más grande en la plaza, desde los primero quites vimos una condición de ganador, ya nos dijo en la entrevista de hace unos días que él no iba a un certamen con la idea de ganar desde el principio, sino a que cuando llegara al hotel viera que había dado todo toreando, pero si llegaba a la final, desde ese momento solo le serviría ganar, lances de capote clásicos, de toreo puro, con la muleta, artista y templado, con una faena muy variada llena de detales muy torero, el tendido respondió con continuas ovaciones, después de finiquitar al astado los aficionado pidieron con fuerza las dos orejas, pero otra vez el presidente buscaba su parte de protagonismo otorgando solamente un apéndice. Con el que cerró plaza y daba por terminado este certamen, Marcos quiso reafirmar su intención el llevarse el Alfarero, recibió con una larga cambiada y templadas verónicas con la torería que firma el de Linares, al coger la muleta “Incansable” para nada hizo honor a este nombre, rajado desde el principio, trató le llevarlo a otros terreno pero siendo imposible lucirse, el lugar de alargar una aburrida faena, decidió acertadamente coger la espada, al entrar a matar se le fue la espada con la mala suerte de dar su mano con el arpón de una banderilla ocasionándole un corte, terminando en la enfermería y varios puntos de sutura en su pulgar.

Terminaré dando la enhorabuena a la organización de este certamen, el Ayuntamiento de Villaseca de la Sagra, así se hace afición, también por el trato con la presa, siempre pendientes de que tengamos toda la información del festejo de cada tarde.

Final del VII Certamen Taurino «Alfarero de Plata»

SÁBADO 10 DE JULIONovillada sin Picadores

Plaza de Toros de Villaseca de la Sagra, lleno dentro del aforo permitido

Ganadería de Montealto, de desigual juego

  • Víctor Barroso, vuelta y ovación
  • Nacho Torrejón, ovación y silencio
  • Marcos Linares, oreja y ovación

Los Premios del VII «Alfarero de Plata» han sido los siguientes

  • Novillero Triunfador, Marcos Linares
  • Mejor Ganadería, Víctor Huertas
  • Mejor Novillo, «Estafador», Nº 6, de la Ganadería de Conde de Mayalde
  • Mejor Banderillero,  David Adalid

Texto/Foto: Carlos Pinto