El tiempo da la razón al proyecto de la Escuela Taurina Comarcal del Campo de Gibraltar

36 actuaciones, 12 finales y 8 certámenes ganados por sus alumnos en 2019, el vaticinio sobre festejos mayores, el coste cero y la figura del Maestro Ruiz Miguel, demuestran la verdadera realidad taurina en el Campo de Gibraltar.

A poco de cumplirse el 8º aniversario de su fundación, La escuela Taurina Comarcal de Campo de Gibraltar está de enhorabuena tras clausurar una temporada excepcional y es que, el equipo formado por Ruiz Miguel, con Paco Gallego y Daniel Duarte ha conseguido unos números y logros casi imposibles de alcanzar en los tiempos que corren.  El certamen Nimes Metrople, trofeo Capeas de Beas, Trofeo Sebastián Castella, Trofeo Unión clubs taurinos Paul Ricard, trofeo ciudad de Eauze, Trofeo Nimeño II, Trofeo Occitania 2019  y el trofeo Philippe Cuillé han ido a parar este año a las vitrinas de la escuela taurina del Campo de Gibraltar, dando la razón con creces, al objetivo de una adecuada formación profesional taurina a sus alumnos.

Manuel Vera, Juan Miguel, Alejandro Duarte o Solalito han sido nombres sonados esta temporada en muchas plazas y han llevado el nombre de la Comarca por toda la geografía Española y Francesa, cosechando grandes triunfos allí con varios de sus alumnos, el Maestro Ruiz Miguel se muestra “satisfecho por cómo se ha desarrollado este curso, estar en 12 finales, una de ellas en La Maestranza, indica que los chavales están a un buen nivel”.

La Escuela Taurina Comarcal como bien subrayó desde sus comienzos, desarrolla y fundamenta un plan de actuación organizado para la situación taurina en la región, la entidad Comarcal ya advirtió a varios ayuntamientos de que la realización de corridas de toros actualmente no es factible en comparación a la realización de clases prácticas, Paco Gallego, director de la entidad afirma que “ no hay correspondencia de la entrada de público estos años en estas plazas, con los honorarios actuales de los toreros del nivel que actúan en ellas y de las ganaderías, no pueden salir las cuentas” prosigue “ la historia del toreo siempre ha diferenciado plazas, las figuras nunca han ido a portátiles ni plazas de tercera categoría, estas, salvo algunas excepciones, son plazas fundamentalmente para ir adquiriendo oficio, para novilleros, y los ayuntamientos tienen que darse cuenta, puesto que los resultados están ahí”. Junto a esta realidad conviven los problemas de falta de público en las corridas de toros y la reducción en un 80% de clases prácticas, confirmando una situación delicada en la Comarca.

Y es que aquí el tiempo también le ha dado la razón, la situación en la Comarca no es muy halagüeña, en Tarifa cuya última corrida de toros en 2016 tuvo una subvención municipal  de 18.000 euros apenas llegó a los 200 espectadores, en comparación al año anterior, cuya clase práctica tuvo un coste aproximado de 6.000 euros y un lleno en los tendidos.

En Los Barrios, pese a la idea de “corrida torista” del presente año, el público asistente estuvo por debajo de los costes del festejo.

A San Roque, la falta de apoyo a la fiesta, le llevó a perder la sede de la entidad Comarcal y este año en la asistencia de público a la corrida de toros, no llega ni de lejos al aforo que resultó en la última clase práctica celebrada en 2009.

Situación dañada gravemente en Algeciras por Podemos, destapando el asunto de factura con bebidas alcohólicas de la EMTA, a lo que se le suma este año sólo una clase práctica con la peor entrada de público que se recuerda y la actuación de un sólo novillero oriundo de Algeciras.

Por su parte en La Línea de la Concepción, pese a tener actualmente en activo al único matador de toros de la Comarca, Miguel Ángel Pacheco, no hay respuesta clara hasta el momento de ofrecer clases prácticas tan ansiadas por los aficionados y que recompensen la labor tan importante de la escuela taurina.

Al margen de la preocupante situación taurina actual en la Comarca, la entidad sigue trabajando diariamente por mejorar estos resultados y siempre bajo una política de coste cero o bajo coste, Gallego explica que “como predijimos, la funcionalidad y alternativas de respaldo nos han permitido estos años ofrecer festejos por debajo de los costes medios establecidos. Sólo las 36 actuaciones más los 10 tentaderos en los que han participado nuestros alumnos este año, implica gestionar una gran cantidad de recursos.”

La entidad Comarcal cierra así un año magnifico que ha puesto en relieve el trabajo realizado y que ha servido para demostrar con números y hechos todo lo presagiado por la entidad, lo cual debe servir para que los municipios cierren filas a favor de este contrastado proyecto común.