El Raso de Portillo da la oportunidad a los Novilleros el día de San Isidro.

Mañana sábado día 15, festividad de San Isidro labrador, se celebra la cuarta jornada del XII Certamen de Tentaderos «Ciudad de los almirantes», a partir de las doce del mediodía.

Las instalaciones de la ganadería Gamazo en Boecillo suponen, un año más, el apoyo y ofrecimiento de sus propietarios a aquellos que quieren ser toreros.

Tanto Iñigo como Mauricio Gamazo, los actuales gerentes de la ganadería que han recogido las riendas dejadas por su padre, el añorado Íñigo Gamazo que logró mantener en la piedra angular de la Tauromaquia vallisoletana a una ganadería de estirpe e historia singular, van a comprobar la evolución de sus reses en esta difícil y complicada actuación como ganaderos de bravo. Con ellos la familia Agudo, a cuyo frente está Rafael, el mayoral que conoce esta explotación ganadera como la palma de su mano y sus hijos Titi y Rafa Agudo, extraordinarios jinetes y grandes varilargueros en la fiesta de toros.

Tras esta jornada disputada en Boecillo, se celebrará la semifinal en la plaza de toros de Tordesillas, lugar de donde saldrán los seis finalistas que competirán en la ganadería burgalesa de Antonio Bañuelos por la final de este año.

Un mes de mayo que ha sido intenso, completa aquí en el Raso de Portillo, junto a la misma puerta de Valladolid, la jornada emocional para tantos muchachos como quieren ser toreros y que andan por las Escuelas taurinas aprendiendo y entrenando, participando y completando una formación vocacional única como es la de ser torero.

El Raso de Portillo es la cita de mañana sábado.

Texto: Jesús López Garañeda