El portal de Tauromaquia de la Junta de Castilla y León sin movimiento de contenido

Nuestro toro de lidia es un bien demasiado importante como para olvidarnos de él.

Hace un tiempo, cuando se puso en marcha el portal de Tauromaquia de la Junta de Castilla y León, todos cuantos estamos en esto de la promoción y el fomento de la fiesta de toros sentimos una profunda alegría por la decisión adoptada por la Institución regional al poner en marcha un portal informativo con contenido variado para cuantos quisieran acercarse a él con el fin de consultar, conocer, saber, informar de tantos y tantos acontecimientos relacionados con los toros, como se llevan a cabo en la Comunidad.

Hace muchos años ya existió aquel portal autonómico del Itacyl dedicado a la ganadería de bravo y que después se ha transformado con buen criterio en un portal donde la economía agroalimentaria del campo y del ganado tiene su escaparate importante, genial, en tratamiento. Pero se echa de menos aquellos contenidos, incluso con publicaciones académicas de tesis doctorales relativas al ganado de lidia o a los proyectos técnicos e investigadores como aquel de colocación de un chip al ganado para estudiar sus comportamientos de querencias, movimientos y actuaciones en la dehesa en donde vive, así como reportajes sentidos por las ganaderías de Salamanca.

Pero a lo que voy. Con cierto desasosiego compruebo que el portal de Tauromaquia tan anunciado, apoyado y dedicado por el equipo de la Consejería que lo tenía en pie y con actividad, hoy está anquilosado y sin  movimiento alguno. Hasta la fecha, la persona que se ha encargado de este portal taurino era la zamorana Ana Pedrero. Aunque si ese patrimonio cultural taurino inequívoco, importante, único y merecedor de atención y apoyo se le deja sin actividad alguna, se anquilosa y muere.

Todo es muy costoso, sin duda alguna, pero la Comunidad de Castilla y León tiene en la dehesa campera, sobre todo la salmantina, el recinto, el lugar, el terreno, un recurso ecológico de primer orden que debe seguir potenciándose, pese a las extraordinarias dificultades por las que estamos todos atravesando.

El Presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha mostrado siempre que le hemos escuchado su apoyo decidido, sin cortapisas ni medias tintas a la raza de lidia, destacando el monto económico del que nuestra región hace gala y por eso no puede ni debe hacer de menos a este patrimonio ganadero. La última vez en la entrega de los premios de Tauromaquia que tiene institucionalizados la Junta de Castilla y León. Fernández Mañueco es un decidido, animoso y gran aficionado a la fiesta de los toros y cuanto ello conlleva. Nadie mejor que él para dar sentido de nuevo a los medios precisos para servir de apoyo lógico y merecido a la causa taurina.

Escrito por Jesús López Garañeda