El ganadero Jiménez Pasquau cogido de forma alarmante en su finca por un toro

El ganadero de bravo jienense JUAN PABLO JIMÉNEZ PASQUAU  ha sido cogido por un toro en su finca durante las tareas de trabajo con los toros.

Jiménez Pasquau  fue sorprendido por un toro al que todos daban por muerto porque le habían pegado muy fuerte sus hermanos.

En su finca «Riego» ha sido donde ha acontecido el hecho que ha llevado al veterano ganadero a un hospital de Jaén, donde por suerte (mucha) después de ver lo sucedido, sólo había sufrido hematomas, golpes y un golpetazo en el rostro pero sin meterle el pitón en el resto de el cuerpo.

”Habían pegado fuerte al toro y me acerqué con un vaquero a ver si estaba muerto cuando, de forma inesperada, hizo por nosotros, al vaquero le dio tiempo a llegar al coche pero a mí me echó mano zarandeándome de forma muy desagradable, con la suerte de que no me metió el pitón.”

El que fuera Presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lídia tiene la suerte de poder contarlo, porque podía haber sido un verdadero drama.

El animal que lo cogió de nombre «Décimo» y herrado con el número 16,  apareció muerto unas horas después debido a la paliza de sus hermanos.

Jiménez Pasquau, de 76 años, sigue al pie del cañón todos los días en las tareas propias de la ganadería. “El toro es mi vida” comenta, la misma que ha salvado de auténtico milagro.

Texto: Rogelio Burnao 

Foto: Diario de Jaén