Carla Otero dejó su impronta en Brihuega

Carla Otero, nombre propio de la tarde, puso en el ruedo valor y aptitud de lo que tanto escasea.

«El Dody» cortó dos orejas al último de la tarde.

A la siete tocaron clarines para iniciar el paseíllo y finalizado, ese minuto de silencio por todos los fallecidos en esta pandemia y todos los que han luchado para salir adelante, ellos estarán por delante de todo siempre.

LALO DE MAÍA:

Abrió plaza con el flojo del sorteo, bien presentado, al ver la planta de Lalo nos parecía que veríamos algo importante, cierto que el novillo no puso de su parte, pero el novillero tampoco se le vio nada más allá que tratar de componer estéticamente y pases sueltos de algún interés. El cuarto de la tarde si tenía posibilidades, la faena del francés se inició con otra disposición pero al final se ha ido apagando como la fuerza del novillo, frío y sin calar en el tendido salvo a “cuatro palmeros” que flaco favor hacen al torero, ojalá en privado le hagan ver sus errores. Los aceros… mejor no hago referencia.

CARLA OTERO:

Esta joven novillera tiene madera de torera y valor para regalar a estos que tanto les hace falta. Su lote no fue el mejor, con el que inició la tarde le permitió ver su capacidad de poder, pies firmes y sabiendo hacer, trasmitiendo al tendido lo mejor de la tarde, el que le premió con un oreja; en el siguiente brindado a Jiménez Fortes, lo tuvo complicado pero para nada se vino abajo, al contrario, se creció mas, cuajó tandas de muchísimo valor, recibió dos feas volteretas pero sin mirarse se arrancó delante de la cara del animal. Carla tampoco acertó con la espada, mal, ha sido la más perjudicada por este fallo perdiendo un triunfo muy rotundo. Por cierto, estamos acostumbrados a
ver que cuando torea una mujer parece que el público es un poco más beligerante, con Carla esto no sucede, desde el primer capotazo se pierde la percepción del género que lo ejecuta, solo se ve su toreo.

Domingo Pérez “EL DODY”:

Se llevó el lote, sin destacar ninguno por la fuerza. En el tercer astado, «El Dody» salió con mucha disposición, todo un poco precipitado que dejó claro su bisoñez, no dio tiempos ni sitio a su oponente pero es indiscutible la disposición, a momentos buena muleta. El que cerró el festejo premiado con vuelta al ruedo, ha sido un cúmulo de bondades para el novillero, noble, bravo, con fijeza, este aguantó más el “acoso”, «El Dody» tiene que saber que en ocasiones menos es más, plasmó tandas con clase, se fue creciendo y en general no dejó mal gusto, una certera estocada le dio dos orejas alzándose como triunfador de la tarde.

V EDICIÓN “PROMESAS DE NUESTRA TIERRA”4ª Novillada de selección

Plaza de Toros de Brihuega, poco menos de media plaza y numeroso público joven, en proporción se está viendo más niños y adolescentes que antes del confinamiento.

Ganadería de Daniel Ramos, bien presentada pero justos de fuerza, aún así con nobleza, el quinto por debajo de la camada y vuelta al ruedo a un sexto que tampoco destacó en exceso del resto.

  • Lalo de María, palmas tras aviso y silencio tras aviso
  • Carla Otero, oreja tras aviso y ovación tras dos avisos
  • El Dody, silencio tras petición y aviso y dos orejas

Escrito/Foto: Carlos Pinto