Noticias

Publicidad

Servitoro

borja-ximelis-banner-880x280

IMG 6915

Lunes, 29 Enero 2018 21:27

Puerta Grande para Alejandro Rodríguez y "Villita" en Ajalvir

Escrito por  Carlos Hidalgo
Alejandro Rodríguez y "Villita" saliendo a hombros por la Puerta Grande de Ajalvir Alejandro Rodríguez y "Villita" saliendo a hombros por la Puerta Grande de Ajalvir Carlos Hidalgo

Se abrió nuevamente la puerta grande de Ajalvir

En el segundo paseíllo de la temporada, nos volvíamos a trasladar a la Feria en honor a San Blas, en Ajalvir (Madrid), donde se lidiaba una Novillada sin Picadores para los novilleros de la Escuela Taurina de la Comunidad de Madrid “José Cubero Yiyo”, Alejandro Rodríguez, Álvaro Burdiel y Juan José “Villita”.

Esta terna de novilleros sin caballos se enfrentaba a un encierro de la ganadería de Antonio López Gibaja, que salía algo desigual y de comportamiento muy distinto en líneas generales, yendo la tarde progresivamente de menos a más.

El primero de la tarde, y el más pequeño en tamaño, y también el novillo con menos fuerza de sus hermanos se saldaba con una buena faena de empuje y ganas por parte del novillero Alejandro Rodríguez, al que le cortó una oreja después de un pinchazo y una buena estocada.

El segundo de la tarde, le correspondía a Álvaro Burdiel, fue un buen novillo, un poco más grande que su hermano anterior, que le permitió hacer una buena faena de muleta con templanza y suavidad. Mala suerte al entrar a matar con una estocada algo trasera que necesitó el uso del descabello. Dos avisos.

Se volvía a abrir la puerta de toriles, esta vez, para dar entrada en el ruedo al tercero en discordia de la tarde, un buen toro de López Gibaja, al que Villita torea de manera extraordinaria y cuajando una muy buena faena, llegando a conectar con los tendidos. Una faena que hubiese sido de dos orejas, pero tuvo muy mala suerte con la espada en dos ocasiones. Aviso.

En el cuarto, volvía a ser turno de Alejandro Rodríguez, y qué curiosidad, le tocó en su lote, en tamaño el más pequeño, el primero, y el más grande, este cuarto. Un animal fracamente bueno, que le acompañó al novillero a realizar una buena faena. Al entrar a matar, no tiene toda la suerte consigo, y en el primer intento no lo consigue, en segunda ocasión consigue una buena estocada, aunque necesita el uso del descabello. Oreja.

El quinto, colorado de capa salía al ruedo con ganas, pero el novillero al que correspondía su lidia se llevó un duro golpe en la rodilla que puso en peligro su continuidad en el ruedo, pero su valentía y pundonor hizo que volviera a salir para cuajar una buena faena con un animal que ayudó y embistió bien. Al entrar a matar, el toro no dejaba cuadrarse y ello conllevó a un primer pinchazo, y posterior estocada, que resultó certera. Oreja y vuelta al ruedo.

Negro de capa era el sexto, Villita con ganas para intentar alzar la puerta grande se enfrentaba a el. Segundo mayor en tamaño de la tarde, al que posiblemente la faena más entregada del público. Una faena con mucha torería, con mucha belleza que hizo que el joven novillero consiguiera merecidamente las dos orejas y saliese por la puerta grande.

Plaza de Toros de Ajalvir, tres cuartos de plaza

Ganadería de López Gibaja, de juego desigual

  • Alejandro Rodríguez, oreja y oreja

  • Álvaro Burdiel, silencio tras dos avisos y oreja

  • Juan José “Villita”, silencio tras aviso y dos orejas

Estos han sido en orden los novillos de López Gibaja.

1º Edulcorado (44)

2º Paisano (29)

3º Rapaz (26)

4º Floro (45)

5º Duquesito (7)

6º Simpático (28)