Noticias

Publicidad

Servitoro

borja-ximelis-banner-880x280

IMG 6915

Viernes, 08 Julio 2016 22:04

Antonio Medina corta una oreja en la primera de promoción de Sevilla

Escrito por 

El novillero de la Escuela de Badajoz Antonio Medina ha cortado la única oreja en el festejo celebrado esta noche en la plaza de toros de Sevilla, primero del ciclo de promoción de jóvenes valores de la torería. La voluntad y entrega del extremeño han cimentado el único triunfo en un festejo marcado por el complicado juego de los astados de Aguadulce. El Jareño y Fernando del Rocío se fueron de vacío.

La única fórmula para triunfar ante una novillada tan complicada como la de Aguadulce era la entrega y esta presisa la aplicó al pie de la letra Antonio Medina, quien a la postre fue el triunfador de esta primera cita con los más jóvenes del toreo.

Pedro J. Aguilar 'El Jareño', de la Escuela Taurina de la Diputación de Málaga, no pudo lucirse con el capote en su primero, un novillo que reponía y no pasaba. En el comienzo de faena por alto el novillo siguió manifestando su complicado comportamiento y en la primera serie diestra cogió al novillero. También por la izquierda buscó descaradamente y le puso en apuros. No tuvo más remedio que abreviar ante un novillo imposible. Mató de estocada y varios descabellos. Aviso y silencio.

En el segundo de su lote tampoco tuvo muchas opciones, resultando también orientado el novillo, lo que se unió a la bisoñez del novillero. Puso ganas y buenas intenciones pero no logró lucirse tampoco en este cuarto de la tarde. Mató de pinchazo y estocada efectiva.

Fernando del Rocío, de la Escuela Taurina Municipal de Camas, estuvo entonado con el capote en el segundo de la noche. Antonio Medina hizo un apretado quite por gaoneras de rodillas, mostrando sus credenciales. Con la muleta mostró compostura con la derecha ante un novillo berreón que no acababa de entregarse. Probó con la zurda pero el astado resultó aun más molesto por ahí. Mató con dificultad. Silencio tras aviso.

Al quinto lo recibió a portagayola y estuvo animoso con el capote. En la muleta también encontró un novillo con complicaciones que le propinó dos volteretas. Se recuperó y lo intentó pero sin poder armar faena por la mala condición del astado. Mató mal.

Antonio Medina, del Patronato Provincial de Tauromaquia de Badajoz, se lució en las verónicas de recibo al tercero. Brindó al público y comenzó la faena con un pase cambiado por la espalda en el que resultó cogido de forma espectacular. Se repuso y toreó con entrega con la derecha. Alcanzó buen nivel al natural en la faena más estructurada hasta el momento. Terminó con circulares, resultando nuevamente cogido, por fortuna sin consecuencias. Mató a la tercera y necesito descabellar, por lo que sonaron dos avisos.

Medina volvió a mostrarse variado con el capote en el último novillo, astado que tampoco dio facilidades en la muleta, propinándole un fuerte golpe en la cara en los primeros momentos de la faena. Cuando se recuperó, el novillo no pasaba y pegaba tornillazos, impidiendo todo intento de lucimiento. A pesar de todo ello, el pacense lo intentó todo, resultando nuevamente cogido al final de la faena. Mató de estocada y le fue concedida la oreja que le convierte en el primer triunfador del ciclo. Tuvo que pasar a la enfermería.

Se guardó un minuto de silencio en memoria de Julio Pérez "Vito". En la enfermería fue atendido Antonio Medina de "herida incisa-contusa en canto externo de ojo izquierdo que precisa puntos de sutura. Y otra herida en cara lateral derecha de cuello, que se sutura, más contusión de labio superior".

 

Plaza de Toros de Sevilla, casi media plaza de público en los tendidos

Ganadería de Aguadulce, deslucidos y con pocas opciones para la lidia

  • Pedro J. Aguilar "El Jareño", silencio tras aviso y silencio

  • Fernando de Rocío, silencio tras aviso y silencio tras aviso

  • Antonio Medina, ovación tras dos avisos y oreja