Noticias

Publicidad

Servitoro

Lunes, 29 Febrero 2016 08:43

Perfecta combinación de sabor andaluz y torero en Alcalá

Escrito por  Marina Uceda Vargas

He podido pasar la tarde de este 28 de febrero; Día de Andalucía y además, casualmente, mi cumpleaños; de la manera que más me gusta: viendo toros.

Se daba una novillada sin picadores en la bonita y recién reformada plaza de Alcalá del Río.

En el patio de cuadrillas se respiraba una mezcla de nerviosismo, ganas de salir al ruedo e ilusión. Entre foto y foto, los novilleros y sus cuadrillas intercambiaban miradas y palabras de complicidad.

Con un casi lleno en la plaza, por fin llegaba la hora de actuar, y salían los valientes a pisar la arena con las mismas ganas que te comes un helado en verano.

Era el turno de García Corbacho (vestido de rosa palo y plata con los remates en negro), con el primero de la tarde ya en el ruedo. Un novillo frio en el capote; al cual hizo un buen quite David Martín seguido por una buena réplica de García Corbacho. Eco en los tendidos. 

Empieza la faena el de Valverde de Leganés, ya a solas con su oponente, con pases cambiados por la espalda. Buen inicio de faena a un novillo potable aunque mirón, por el lado derecho especialmente. El novillo iba bien cuando se le hacían las cosas suaves.

Final de faena ligado por alto con el compás abierto.

Estocada muy baja tras un pinchazo bajo. Novillo aplaudido en el arrastre y ovación para García Corbacho.

David Martín quiso darlo todo en su despedida como novillero sin picadores. Vestido de gris plomo y azabache, comenzó su faena rompiendo el novillo por debajo.

Torea el novillo con mucho gusto y largura, dejando una faena con compases de gran belleza.

El novillo no es fácil. Enviste a saltos y protesta por alto.

David Martín optó por el arrimón, quizás demasiado pronto.

Remata la faena con luquecinas.

Sorprendió Martín al tirarse a matar sin muleta. 

El resultado fueron dos orejas.

Daniel de la Fuente, vecino, de la Puebla del Río y vestido de rojo y oro, decidió recibir a su contrincante de rodillas. Un novillo que parecía que estaba cogido de los cuartos traseros, por lo que envestía a brincos.

La faena no consiguió tener eco y repercusión en los tendidos.

En el final de faena, Daniel, por manoletinas, consiguió que el público le respondiera.

Tras dos intentos de estocada, pinchazo hondo y efectivo.

El resultado fue silencio.

Daniel Barbero, muy bien vestido de fuxia y oro, se enfrentó a un novillo que no quería quedarse en los engaños. Buen inicio de faena de Barbero abriéndole los caminos y castigándolo por bajo.

Muy bien el novillero, gran labor con un novillo que no parecía fácil.

Anduvo Daniel Barbero con mucha torería en la plaza.

Sufre una voltereta sin consecuencia.

Gran estocada. 

Su recompensa fueron dos orejas y el premio al triunfador de la novillada.

El quinto era el turno para Calerito, de Aznalcollar y vestido de grana y oro, que recibió a su oponente por gaoneras, en medio del ruedo. 

Reacciona el público a su brindis a Chiquetete.

Le ha tocado lo que parece que será un buen novillo para aprovecharlo. Está calerito bien por el pitón izquierdo.

Se queda al final el novillo con poco recorrido y protesta por alto.  Sin embargo, ya confiado, Calerito consigue sacarle una tanda.

Estocada tras un pinchazo. Dos orejas.

Por último, llegó el turno de Jesús Cuesta, de Sevilla con su traje blanco y plata y desprovisto desde un principio de sus zapatillas.

Recibe a su novillo con una larga cambiada y verónicas de rodillas en el tercio.

Recibe una voltereta, de la que se levantó fatigado, pero aparentemente sin consecuencias graves.

Tras brindar a su padre y al público, comienza su duelo a dos con inflexos. El novillo es extraordinario, el mejor de la tarde.

Sacó Cuesta varias tandas, con el novillo envistiendo perfecto.

Se llevó otra voltereta al colocarse para entrar a matar.

Dos pinchazos y una gran estocada, junto con la faena le valieron una oreja y la vuelta al ruedo al novillo.